Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Es más importante parecer que ser

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 13 Febrero 2014, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #Resumen, #apariencias

Es más importante parecer que ser
Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

Dirigir una hermandad no es tan complicado como podría parecer, a fin de cuentas lo que hay que hacer para manejarla no es tan difícil; y aun así a veces cuesta.

Un buen líder de hermandad debería de tener claro de antemano, como mínimo la respuesta de las siguientes preguntas.

  • ¿Cuál es el objetivo de la hermandad?
  • ¿Qué tipo de jugadores quieres en ella?
  • ¿En qué horario prefieres centrar los esfuerzos?
  • ¿Cuánto tiempo le quieres dedicar?

Parece una lista sencilla de responder, aunque a la hora de la verdad muy poca gente lo tiene tan claro. Algunos puntos se consiguen a base de esfuerzo, otros se logran solos, y cada vez que alcanzamos uno de ellos aparece algún punto más que tenemos que añadir a la lista. Cosas como:

  • ¿Debería poder reparar todo el mundo a costa del banco de la hermandad?
  • ¿Quién tiene derecho a invitar nuevos miembros y quién no?
  • ¿Quién sería un buen oficial?
  • ¿A quién le toca hacer de Raid Leader?

Y lógicamente cuando se terminan de responder estas preguntas aparecen siempre otras para ocupar su lugar. El trabajo de Maestro de Hermandad consiste en un 95% (así a ojo) en responder a las preguntas que nadie te hace. Pero entre todas esas preguntas hay una que muy pocas veces se plantean los dirigentes de la hermandad; ¿Qué aspecto tiene nuestra hermandad?.

Con lo de qué aspecto me refiero al cómo la ven los demás. A lo mejor vista desde fuera parece algo poco serio y sin futuro, o quizás sea al revés y la hermandad esté muy bien considerada por quienes no la conocen desde dentro.

Cuando alguien entra en la hermandad lo hace siempre con una idea preconcebida, da igual que conozca a alguien dentro de la hermandad o no; por eso influye mucho el que de cara al exterior tengamos una buena imagen, porque dependemos de ella en gran medida para conseguir atraer a nuestras filas al tipo de jugadores deseados.

Si fuese sólo eso no habría mayor problema, pero por desgracia esa percepción de lo que es en realidad la hermandad también afecta a quienes ya están dentro. Si la percepción general de los miembros es que hay muy buen “feeling” y que puedes hablar sin problemas con los demás porque todos son amigos, la hermandad irá bien y todo el mundo se llevará genial.

Si por el contrario repites muchas veces que la hermandad no va bien, que ya no es lo que era, que las cosas han cambiado, que la mitad de los que están dentro ya no son compañeros de verdad… etc veréis como aunque sea falso termina por convertirse en realidad.

Con esto trato de decir que la imagen influye tanto en la hermanad que es capaz de cambiar hasta el comportamiento sus jugadores, y eso es un arma de doble filo.

Hay que aparentar siempre lo que queremos tener, no importa si es verdad o no y da lo mismo que algunos se quejen de que mentimos, porque con el tiempo si lo hacemos bien conseguiremos que esas apariencias terminen por influenciar tanto a los jugadores que acaben convirtiéndose en realidad.

En este caso es lo mismo que cuando nuestras madres nos hablaban de la decencia y nos decían que es más importante parecer que ser.

Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.

PD: No os olvidéis de que estamos intentando que este sea el año de la mujer jugadora. Colaborad para que podamos hacerlo posible.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts