Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Bajones en la productividad

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 10 Marzo 2014, 00:30am

Etiquetas: #Opinión, #actividad de hermandad, #conexión

Son cosas que pasan, simplemente ocurren y no creo que nadie conozca los verdaderos motivos.

Durante los últimos 2 meses, más o menos, en mi hermandad la actividad ha aumentado mucho. Me refiero cuando hablo de actividad conque daba igual a que hora del día conectases, casi siempre había algún compañero conectado.

Llegábamos a ser tantos que en determinados momentos del día, en hora punta por la tarde noches sobre todo, llegábamos a ser casi 30, y generalmente superábamos la veintena a esas horas.

Si miraba en la armería el martes por la tarde, antes del reinicio de los reinos en esa madrugada podía ver que la actividad de la hermandad no se paraba en la primera página como antiguamente, sino que seguía hasta casi la mitad de la segunda, y eso significa que mucha gente no sólo pertenecía a la hermandad, sino que también era activa dentro de ella.

Pero en las últimas semanas, de buenas a primeras... ¡BUM!, batacazo. Los demás pueden no haberse dado cuenta, pero yo sí que lo he notado.

Ahora la cantidad máxima de gente conectada a la misma hora rara vez llega a los 20, y al final de la semana conseguimos superar la primera página de la armería a duras penas.

Puede ser porque estamos a principio de mes y muchos han preferido no jugar en Marzo, porque estábamos de carnavales y los que preferían la fiesta fuera de casa no se han acordado del wow, porque Júpiter está en conjunción con Urano, o porque hay algún tipo de conspiración de Blizzard para conseguir que yo haga horas extra reclutando nuevos miembros.

No lo sé la verdad, son cosas que ocurren y que no tienen casi nunca una explicación sencilla. Si esto fuese una empresa seguro que algún analista diría que es un bajón en la productividad, pero yo prefiero verlo como una advertencia.

Una advertencia para que no nos quedemos dormidos en los laureles. Preocuparse por los que no están es algo que sólo sirve para perder el tiempo, no ayuda en nada y perjudica a los que siguen estando ahí.

Es en momentos como este cuando hay que acordarse de los que no se han ido, de los que todavía siguen conectando día a día y necesitan que estemos despiertos para buscar soluciones rápidas cuando surge un problema.

Ahora mismo sólo me quedan 2 opciones. Lamentarme por los que han desaparecido, o agradecer y cuidar a los que siguen aquí. Mi elección está clara, sólo espero que si algún otro maestro de hermandad está en mi misma situación sepa valorar bien la situación y elegir correctamente.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts