Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Aprendiendo a tratar con los demás (parte 3 – El Cabecilla)

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 15 Mayo 2014, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #cabecilla, #liderazgo, #hermandad

Aprendiendo a tratar con los demás (parte 3 – El Cabecilla)
Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

Tercera semana que continúo con la intención de explicar a los más novatos, cuales son los tipos de jugadores problemáticos con los que se pueden encontrar. No creo que a nadie le agrade encontrarse con los jugadores de los que yo estoy hablando, pero mucho peor es encontrarse con ellos y no saberlos tratar.

Son todos distintos, pero igual de problemáticos. Y algunos como el tipo de jugador del que quiero hablar hoy son incluso capaces de arrastrar a los demás para que hagan lo que ellos quieran.

 

Si alguien pensaba que una hermandad funciona teniendo a alguien en cabeza mientras que el resto espera de que su líder decida algo, que se vaya olvidando. Las hermandades funcionan a base de círculos sociales. Están los que se conocen en la vida real, los que ya eran compañeros en otra hermandad, los que han subido juntos, los del grupo de raid, los del equipo de arenas etc. Y el maestro de la hermandad y sus oficiales tienen que tratar con todos ellos.

Todos esos grupos tienen un cabecilla, alguien que generalmente lleva la voz cantante y decide por los demás. El problema es cuando alguno de ellos no se conforma con lidear a su grupo y trata de imponer su voluntad al resto.

Da igual si es una hermandad, una raid o una rbg. Siempre cabe la posibilidad de que aparezca alguien que quiera llevar la voz cantante, y que sintiéndose arropado por sus seguidores trate de hacer las cosas a su manera. Independientemente de lo que diga el auténtico líder.

Tratar con ese tipo de jugadores no tiene porqué ser difícil, pero lo que le hagamos a uno de ellos tendrá consecuencias en todos los que lo sigan. Sus seguidores los defienden siempre hasta las últimas consecuencias y casi nunca se plantean si lo que ha hecho el cabecilla puede estar mal.

Sea como sea todos quieren lo mismo. Ser ellos quienes manden. Y ese es el auténtico problema porque lo mismo que en un corral no pueden haber 2 gallos, una hermandad / raid / rbg no puede tener 2 líderes. Pueden colaborar varios jugadores para dirigirla pero siempre deberá haber un líder claro.

 

Entonces ¿cómo debemos tratar con estos jugadores que quieren ser líder en lugar del líder?. Pues con mucha mano izquierda, y teniendo siempre cuidado de no hacer ni decir nada de forma precipitada. Pero por si acaso, aquí van los consejos básicos que deberíais tener en cuenta ante estas situaciones.

  • Escucha siempre lo que ese cabecilla tenga que decir: Puede que tenga intereses ocultos, pero eso no quita que al estar rodeado por los demás le lleguen las quejas antes que a ti.
     
  • Deja claro quien es el que manda: Hay que dejar claro que quien único manda es el raid líder, el maestro de la hermandad, los oficiales, o el líder asignado a la rbg. A todo el mundo se le admiten sugerencias y comentarios, pero no que discuta la autoridad de la persona encargada.
     
  • No le dejes pasar ninguna: El problema con estos jugadores es que al sentirse arropados por sus seguidores tienden a pensar que son más importantes que el resto, y se toman libertades que cualquier otro no se atrevería a tener. Hay que mantenerlos controlados para que no piensen que pueden hacer cualquier cosa sin consecuencias.
     
  • No le tengas miedo: No me refiero a tenerle miedo por lo que puedan hacer, sino al miedo a las reacciones que pueden provocar entre sus seguidores.
     

    A un cabecilla le llevas la contraria y se enfada, intentas poner orden y como no puede hacer nada termina por marcharse de la hermandad… y con él todos sus seguidores. Cuando menos te lo esperas ves que se han ido de la hermandad 15 o 20 miembros de golpe, a veces una raid completa.

 

Es con estos jugadores con los que hay que tomar casi siempre las decisiones más difíciles porque arrestar o expulsar a uno de ellos puede provocar un enfrentamiento con todos los demás. Y aun así a veces no queda más remedio, porque en ocasiones la única solución posible es la de sacar la manzana podrida del cesto para que no se estropeen las demás.

Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.

PD: No os olvidéis de que estamos intentando que este sea el año de la mujer jugadora. Colaborad con nosotros para que podamos hacerlo posible.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts