Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Aprendiendo a tratar con los demás (parte 6 – El Resto de la Hermandad)

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 5 Junio 2014, 00:30am

Etiquetas: #hace un mes en mulgore, #tratar con los demás, #hermandad

Aprendiendo a tratar con los demás (parte 6 – El Resto de la Hermandad)
Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

La semana pasada, cuando comenzásteis a dejar comentarios en la anterior entrada, me quedé asombrado de la cantidad de respuestas de jugadores que reconocían que eran solitarios por decisión propia.

Simplemente no me esperaba que tanta gente respondiese que no sociabilizaba con sus compañeros.

Mi “especialidad” son las hermandades y las relaciones sociales dentro del juego, así que espero que comprendáis que no esté de acuerdo con esa actitud tan negativa que algunos expresaron la semana pasada.

El WoW es un juego multijugador. Pero no sólo se trata de que haya más jugadores alrededor nuestro, sino de que casi siempre necesitamos de la colaboración de los demás para conseguir nuestros objetivos.

Si las hermandades no existiesen como las conocemos, nos seguiríamos agrupando por nuestra cuenta; formaríamos clanes, grupos de amigos, foros, y mil cosas más con tal de poder mantener algún tipo de contacto con el resto y poner un cierto orden en nuestras actividades.

Es por eso mismo que me extrañó el leer la semana pasada tantos comentarios diciendo que apenas tenían relación con sus compañeros de hermandad.

Según parece muchos se han dejado cegar por los beneficios que ofrece una hermandad sólo por estar en ella, y se han olvidado por completo de lo que de verdad hace que estar en una hermandad merezca la pena. En serio, ¿a quién le beneficia tener una resurrección en masa si va a jugar siempre solo?; ni digamos ya, de poder tener un 15% extra de experiencia al matar enemigos; porque, ¿de qué sirve ganar experiencia tan rápido si casi todo el contenido al nivel máximo te exige estar en grupo con otros jugadores?.

Quienes están en una hermandad pensando que esos beneficios gratuitos son lo mejor que pueden obtener, se equivocan. Lo mejor que puede ofrecer una hermandad no tiene nada que ver con el juego, sino con la gente que hay dentro de esa hermandad. Hablo de cosas como el compañerismo, los buenos (y malos) momento que podemos pasar con los demás, del saber que cuando conectas siempre hay alguien esperando para saludarte y jugar contigo sin pedir nada a cambio.

Pero todo eso no se consigue de la noche a la mañana, ni se le da a nadie de manera obligada; el compañerismo, el estar en una hermandad y que el resto te trate como a uno más es algo que hay que ganarse poco a poco. Lo que algunos parece que no alcanzan a comprender es que no se trata de algo que deban hacer los demás por ellos, sino que se trata de un trabajo conjunto, y de la misma manera que se suele decir que 2 no discuten si uno no quiere, yo añadiría que algunos no se integran porque aunque los demás lo permitan ellos no lo intentan.

Esta semana os daré los consejos básicos para que los solitarios pongan de su parte al tratar de integrarse con los demás.

  • El grupo ya existía antes de que tú aparecieras: Si has entrado en una hermandad donde los demás ya están unidos y se conocen, es sólo porque te han invitado dándote la oportunidad de estar con ellos. No puedes esperar que dejen de comportarse como mismo se comportaban antes, tú eres el nuevo y a ti te toca buscar la manera de hacerte un hueco.
     
  • Haz notar tu presencia: El método más fáicl para conseguirlo es hablar con los demás, usar el chat de hermandad para preguntar, responder, o decir cualquier cosa que creas conveniente. Si los demás no saben que estás ahí nunca te tendrán en cuenta.
     
  • Participa: Es así de sencillo, quien no participa no gana. Si ves en el chat a alguien de la hermandad pidiendo ayuda ve y ayuda, si tienen un canal de Ventrillo o RaidCall únete, si piden gente para completar un grupo de mazmorras o raid ve con ellos, y si no tienes nivel suficiente simplemente dilo para que sepan que igualmente estás ahí, esperando a tenerlo para poder participar.
     
  • Habla con los demás: No me creo que mi hermandad sea la única donde en el chat se habla de cosas que no tienen nada que ver con el juego, en algún momento habrá una conversación de algo que te guste o de lo que tú entiendas, y si no la hay siempre puedes ser tú quien la empiece. No cuesta nada, y abre muchas puertas.
     
  • Ten educación y paciencia: Saludar y devolver los saludos y despedidas cuando conecta alguien no siempre tiene respuestas, pero eso no significa que los demás no te tengan en cuenta. ¿Quién dice que la única persona de la hermandad que se siente desplazada eres tú?, no se puede juzgar a los demás por comportarse de la misma manera en que tú lo haces.
     

Si los demás te dan la oportunidad y tú no pones de tu parte deberías plantearte si tiene sentido para ti estar en una hermandad, o si por el contrario estarías mejor jugando solo.

Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.

PD: No os olvidéis de que estamos intentando que este sea el año de la mujer jugadora. Colaborad con nosotros para que podamos hacerlo posible.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts