Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Aprendiendo a tratar con los demás (parte 7 – El Pro)

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 12 Junio 2014, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #pro, #tratar con los demás, #hermandad

Aprendiendo a tratar con los demás (parte 7 – El Pro)
Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

Cuando creamos una hermandad, es siempre con alguna idea en mente. Unos quieren raidear, otros hacer pvp, algunos sólo echar unas risas; pero sea como sea, hay algo que nunca se tiene en cuenta. La gente.

Da lo mismo el tipo de hermandad que sea, los objetivos que tenga o lo bien organizada que esté; porque al final, los problemas casi siempre vienen producidos por lo mismo; por los propios miembros. Para que una hermandad no tuviese problemas, ni ningún tipo de discusiones o disputas internas, debería estar compuesta exclusivamente por gente del mismo tipo, que actuasen siempre de la misma manera y estuviesen de acuerdo en todo.

Durante las últimas semanas, os he hablado de algunos de los distintos tipos de de jugador que podemos encontrarnos y de los distintnos problemas que puede provocar cada uno; pero también he  procurado dar algunos consejos acerca de cuales son las mejores maneras tratar con cada uno de ellos.

Esta semana le toca el turno a uno de esos que tarde o temprano llegan a todas las hermandades, uno que si está entre los suyos no causa ningún tipo de problemas, pero que si está solo, sin nadie más como él, puede ser lo peor que le pase a una hermandad; os hablo del pro.

El Pro del que hablo hoy no sólo sabe como manejar su personaje y lo difícil que resulta alcanzar unos objetivos, sino que además tiene la paciencia necesaria seguir adelante cueste lo que cueste.

Este tipo de jugadores no suele estar en hermandades que no luchan activamente por el avance, pero en ocasiones, terminan entrando en lo que otros llamarían una hermandad del montón, y ahí es donde su simple presencia puede crear un problema.

Los problemas provocados en una hermandad de no-avance, por un jugador pro, dependen de: Los motivos por los que el jugador esté en esa hermandad, el comportamiento del propio jugador, y el tratamiento que reciba de parte de sus compañeros.

Todo esto puede dar una serie de combinaciones que al final provoquen uno u otro problema, pero como no es cuestión de nombrarlos todos, hablaré de los más habituales:

  • El Pro alejado de la competición, pero que quiere volver: Es uno de los casos más habituales en este sentido. Un jugador que en su momento estuvo en lo más alto y dejó de jugar ha vuelto, pero al hacerlo ya no tiene nada.
     

    O bien se va a otra hermandad desde que ve que empieza a frenarse su avance, o decide que lo mejor es meter prisa a sus compañeros para que se pongan a su altura. Si decide irse no hay ningún problema, pero si opta por la 2ª opción hay que tener mucho cuidado de no permitirle ir más allá de donde los demás están dispuestos a ir libremente.
     

    La mayor parte de los jugadores en hermandades normales no están dispuestos a los sacrificios que supone el nivel de juego a los que aspira el Pro, y permitirle a este que obligue a los demás a tomarse el juego a su ritmo puede causar un gran malestar.
     

  • El Pro que juega con el alter: Es un caso muy típico, un Pro cualquiera decide subirse un alter, pero en lugar de subirlo en la misma hermandad en la que tiene al main, decide entrar en una hermandad más normalita. Aun así no tienen ningún problema en decir  a los demás cual es su main, y dejarles bien claro que él sabe más que el resto.
     

    Este tipo de Pro no tiene porqué ser perjudicial por si mismo, pero ocurre que una gran parte de las veces tienen doble función, porque al mismo tiempo que están subiendo a su alter hacen de “ojeadores” para la hermandad donte tienen al main, y desde que ven a un jugador que destaca por encima de los demás, intentan convencerlo de que se vaya con él a la otra hermandad, donde les ofrecen un mayor avance; sin darse cuenta de que haciendo eso sólo provocan una pérdida en la hermandad que los acogió para subir.
     

    Contra estos es imposible luchar, si los echas de la hermandad seguirán susurrando a sus posibles víctimas para tratar de convencerlos. La única solución es educar a los compañeros en que lo que es mejor conseguir las cosas por sus propios medios y con sus compañeros, que no irse a cualquier lado sólo por tener un poco más de ilvl.
     

  • El Pro que todo lo sabe: Este es una tirada de moneda, o sale cara o sale cruz. Si sale cara tienes ante ti un gran jugador que es capaz de decirte donde está el fallo en la raid, y que puede corregir o dar consejos a cualquier compañero para ayudarlos con paciencia a avanzar a su propio ritmo.
     

    Pero por desgracia lo que sale casi siempre es cruz, y tenemos a un jugador que sabe muchísimo más que el resto, pero que no se da cuenta que los conocimientos que tiene no pueden ser aplicados por los demás, porque como dice Illidan “no están preparados”; no tienen equipo, experiencia, ni habilidad o conocimientos suficientes para hacer lo que el Pro aconseja, o al menos de la forma en que él aconseja hacerlo.
     

    Al final su actitud sólo sirve para demostrarle a los demás que están por debajo de su nivel, y eso no se le debe permitir a nadie. Alguien que desmotiva a los demás sobra en cualquier hermandad.
     

Tener en la hermandad a un jugador que sabe mucho es un arma de doble filo; puede que ese jugador ayude a que la hermandad mejore y avance más rápido, pero también puede provocar él solo, que tenga problemas y termine quebrándose.

Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.

PD: No os olvidéis de que estamos intentando que este sea el año de la mujer jugadora. Colaborad con nosotros para que podamos hacerlo posible.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts