Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Aprendiendo a tratar con los demás (parte 9 – El Negativo)

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 26 Junio 2014, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #tratar con los demás, #negativo

Aprendiendo a tratar con los demás (parte 9 – El Negativo)
Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

Tratar con los demás cuando ni siquiera puedes verles la cara no es fácil, eso fue lo que me llevó a escribir esta serie de entradas; el hecho de que muchas veces en los medios online, las cosas funcionan de una manera distinta a como lo hacen en la vida real.

Yo no lo sé todo sobre las hermandades, pero lo que sé lo he aprendido a base de equivocarme, e intentarlo de nuevo hasta encontrar un método que funciona. El mayor problema que puede tener una comunidad online es el de la convivencia. No hay nada que afecte más a la experiencia de juego, que el tener a alguien haciendo las cosas de manera totalmente opuesta a nosotros, y encima quejándose de como las hacemos.

La forma en que los demás te tratan, el como te hablan, e incluso la actitud que tengan con respecto a determinadas cosas, afecta también a tu forma de ver el juego.

El de hoy es casi seguro el caso más claro de todos ellos. El del jugador negativo, al que nada le parece bien y que siempre pone pegas, mientras se queja de como hacen los demás las cosas.

Todos tenemos derecho a quejarnos cuando algo no nos gusta, pero hay algunos que simplemente se quejan por todo, sin motivos justificados a ojos de los demás. En todas las hermandades los hay, y aunque pueden ser muy buenos compañeros, todos causan el mismo efecto; son capaces de acabar con la paciencia de cualquiera.

Tipos de jugador negativo hay muchos, desde el que dice que la BG está perdida nada más empezar y que lo mejor es dejarse ganar, hasta el que en cada try dice que nunca caerá el jefe. Siempre lo ven todo negro, y cuando los demás tratan de hacerles ver que hay posibilidades, ellos simplemente ponen pegas.

 

¿Cómo tratar con ellos, entonces?, pues con paciencia; infinitas dosis de paciencia, y sobre todo mucha mano izquierda. Aquí van algunos consejos:

  • Pregúntale siempre por qué: Es algo que ni siquiera debería mencionarse porque parece obvio, pero, ¿por qué se queja tanto como para verlo todo negativo?. Si repite una y otra vez que así no vamos a llegar a ningún lado, pregúntale por qué, que te diga donde ve el fallo, y si es capaz de decirte con exactitud cual es el problema, vuelve a preguntarle qué solución ofrece.
 
  • No le permitas generalizar: A pesar de verlo todo negativo siguen siendo humanos, y cuando tienen algún tipo de relación con los demás (compañerismo por ejemplo) no les gusta dejarlos en mal lugar. Algunas de sus frases favoritas son del estilo. “Es que hay gente comiéndose las areas”, o “algunos no tienen bastante dps”.
     
    Si elije comentarios como esos, lo mejor es exigirle siempre que diga los nombres de los compañeros acerca de los que se queja, porque si no se sabe quienes son tampoco se les pueden corregir los errores.
 
  • No te pongas en su lugar: Con una persona negativa la empatía no sirve. Es prácticamente lo peor que se puede hacer, porque si un compañero que lleva esa actitud es capaz de convencer a los demás, imaginad lo que puede suceder si el líder del grupo lo ve todo negro.
 
  • Recuérdale que siempre hay alternativas: Da lo mismo que sea un problema en raid, que la hermandad no consiga reclutar nuevos miembros, o que el equipo de rbg lleve perdidas 5 batallas seguidas. Siempre hay alguna alternativa que tomar, y rendirse antes de tiempo sólo supone un fracaso. Seguir intentándolo hasta haber agotado todas las posibilidades puede ser largo y complicado, pero rendirse sin probarlas es no tener ganas de seguir adelante.
 
  • Déjale las cosas claras: A veces las personas negativas se cierran en banda, y se niegan a escuchar lo que los demás les tienen que decir. En estos casos lo mejor es decírselo sin adornos; o cambia de actitud o mejor deja a los demás que sigan solos. Seguramente seguirán teniendo el mismo problema, pero por lo menos no tendrán a alguien que los esté deprimiendo y robando las esperanzas cada vez que habla.
 

Si te encuentras con uno de estos y no consigues que ninguno de los consejos de arriba funcione, recuerda que siempre tienes la última opción. La de decirle que mientras mandes tú, o se calla o se va; no es agradable ni educado, pero funciona siempre.

Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.

PD: No os olvidéis de que estamos intentando que este sea el año de la mujer jugadora. Colaborad con nosotros para que podamos hacerlo posible.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts