Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


¿Dónde está la dificultad?

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 3 Junio 2014, 00:30am

Etiquetas: #Potopreguntas, #raids, #flexible, #normal, #dificultad, #nerfeo, #equipo

En mi hermandad hace no mucho que empezamos a raidear en normal, nada del otro mundo, no tenemos un gran avance, y como tantos otros vamos a nuestro ritmo.

Antes del último parche, cuando nos dieron la posibilidad de mejorar 2 veces más cada pieza del equipo, teníamos tirados en normal 8 de 14 jefes, y en flexible 13 de 14. La única diferencia entre una raid y la otra es que en la normal sólo vamos 10, y no queda más remedio sino que elegir quien puede ir y quien no, mientras que en la flexible admitimos a cualquier compañero que tenga nivel 90.

Claro está, el aceptar en una raid flexible a todo el que quiera venir, tiene también sus inconvenientes; compañeros con poco equipo, o sin experiencia. Pero eso lo hemos arreglado yendo a la raid flexible casi todos los inegrantes de la normal.

Así los que más experiencia y equipo tenemos, podemos suplir las carencias de nuestros compañeros.

Pero llega un momento en el que hay que seguir caminando hacia adelante. Por eso el otro día al hacer la raid flexible, le dije a los tanques y healers habituales que se pusiesen de dps, porque de nada sirve ir a una raid flexible para ayudar a equipar a los compañeros, si los que van cogiendo equipo no adquieren la experiencia necesaria.

De esa manera empezamos con la raid flexible esta última semana. Con tanques y healers novatos, pero contando con el apoyo de los que ya están raideando en normal. Si alguna mecánica de los jefes se les atascaba y no podían continuar, era tan sencillo como cambiar al tanque o al healer de turno por el que raidea en normal.

Puede parecer una pérdida de tiempo, pero sirve perfectamente para que quienes menos equipo y experiencia tienen aprendan 3 cosas fundamentales.

  • Cual es la mecánica de cada jefe
  • A manejar sus personajes un poco mejor con ayuda de los compañeros
  • A valorar el esfuerzo que supone tirar a un jefe de raid cuando no te lo rushean

El caso es que igual que hicimos la flex, fuimos también a la raid normal. Y esa semana conseguimos tirar a los jefes de siempre, y 3 más; todo en tan sólo 2 días de raideo.

Por supuesto las mejoras en el equipo se notan, ayudan un montón y sirven para que avancemos más rápido (lo prefiero a un nerfeo de la raid). Pero lo que más se nota es que mientras que nosotros 10, hemos conseguido tirar esos jefes casi del tirón, sin apenas morir; cuando estábamos en la raid flexible era un try tras otro hasta que el jefe caía.

En teoría la raid normal es mucho más difícil, pero a nosotros nos está costando más la flexible; y no es ni por el daño que hacemos, ni por la vida de los jefes.

Es, aunque resulte duro decirlo, porque nuestros compañeros no tienen suficiente experiencia. Así que a nosotros nos corresponde la tarea de sentarnos a su lado para ayudarlos a aprenderse la lección, y que puedan alcanzarnos

Yo lo he averiguado a las malas, pero eso no me va a impedir haceros la pregunta de esta semana:

¿En una raid, donde está la dificultad?

Comentar este post

anonimo 06/19/2014 02:41

En nuestro caso lo difícil es que la gente venga siempre (hay gente q solo aparece los miercoles)

Potopo Roscatuerca 06/19/2014 04:50

Eso también tiene solución, depende de muchos factores pero es algo que puede arreglarse

brokenwings 06/10/2014 02:05

La dificultad está en mover las manos con coordinación, por eso siempre he dicho que las raids es cuestión de agarrarles el ritmo, ya que las mecánicas no cambian.

Tanto si uno quiere tocar una melodía o tirar un boss en PvE, no solo debemos saber que hacer sino saberlo hacer en el momento adecuado.

Y cuando estamos solos esto es sencillo, nosotros no debemos coordinarnos, solo hay que decidir qué hacer y saber cómo reaccionara el boss. Pero a medida que el reto es mayor requerimos más y más compañeros que lleven el mismo ritmo que nosotros, lo cual lo complica de sobremanera.

Y ahí es cuando debemos seguir dos caminos, o buscar gente que conozca y se adapte a nuestro ritmo o intentar una y otra vez con la misma gente hasta que todas las manos se coordinen en la misma melodía.

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts