Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


¿Vuestra hermandad es autosuficiente?

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 22 Julio 2014, 00:30am

Etiquetas: #Potopreguntas, #banco de hermandad, #materiales, #profesiones

El trabajo de maestro de hermandad no es fácil, al principio muchos piensan que consiste sólo en reclutar gente montar una raid y "tirar hacia adelante", pero luego se dan cuenta de que detrás de todo eso hay mucho más.

Está la lista de miembros que hay que mantener actualizada, para saber quién es quien, y que personajes son alters de otros; están las discusiones que se producen entre los miembros y que nos toca resolver a nosotros, el organizar una raid, revisar los permisos del banco para que todo el mundo pueda usarlo, asignar una cantidad de oro para reparaciones en cada rango, etc.

Son muchas las cosas que hay tener en cuenta y que por mucho que se miren es necesario continuar revisando continuamente. Seguramente una de las que más dolores de cabeza de a todos es el banco de la hermandad.

El banco es algo que tiene mucha utilidad, eso no puedo negarlo. Pero para que sea realmente útil y se pueda sacar provecho de el, hace falta algo más que tener oro para reparaciones y permitir que los miembros de la hermandad saquen los objetos que otros han metido antes.

La verdadera utilidad del banco está en que si alguien necesita algo, por pequeño que sea, no tenga necesidad de buscarlo fuera de la hermandad. Me refiero a cosas que realmente son necesarias para el personaje, así que aquí no entran mascotas, monturas y demás.

Pero sí que entran en ese tipo de contenido que debería de tener el banco, los materiales para las profesiones, los encantamientos y gemas, frascos para los que raidean, comidas que den beneficios, etc.

Yo hace tiempo que llegué a la conclusión de que no se podía dejar eso en manos de la suerte y esperar a que alguien pusiese lo que le sobraba, así que al final he optado por decir cada cierto tiempo lo que hace falta, para que poco a poco cada uno ponga lo que pueda.

Eso provoca que si por ejemplo una semana pido algún tipo de pez específico para hacer festines, al final terminen sobrando y haya que venderlos en subasta. Ese oro que se saca de la venta de los exedentes, vuelvo a invertirlo en comprar alguna otra cosa que sea necesaria, y de esa manera he conseguido que casi siempre haya en el banco lo que puedan necesitar los demás; tanto da que sean gemas, glifos o encantamientos.

Así es como yo lo hago, y de momento funciona. Pero como digo siempre, no se trata de como haga yo las cosas, sino de cómo las hagáis vosotros; y por eso os haré la correspondiente pregunta de esta semana.

¿Vuestra hermandad es autosuficiente?

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts