Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Arrastrar los problemas de fuera

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 11 Septiembre 2014, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #problemas, #enfado, #discusión

Arrastrar los problemas de fuera
Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

Decir que cuando jugamos lo hacemos en un mundo virtual no debería de ser ninguna novedad, es algo que en el fondo todos sabemos.

El visitar a diario un mundo distinto al normal debería de ser toda una experiencia, algo que nos llenase de ilusión e hiciésemos con ganas. Pero al final todos sabemos lo que ocurre. Que lo que en un principio hacemos para desconectar y olvidarnos del mundo real mientras jugamos un rato, termina siendo muchas veces peor que si no hubiésemos conectado.

Yo comparo la forma de ser de cada uno cuando está jugando con la manera de comportarse de ciertos conductores. Intentaré explicarme; ¿Sabéis ese tipo de gente que cuando se pone al volante cambia totalmente su forma de ser?, esos que se ponen agresivos a más no poder, que insultan a todo el mundo y son un peligro en la carretera. Pues de esos también hay en el wow.

Unos dicen que es por el anonimato que proporciona el esconderse detrás de un personaje, otros dicen que en el juego se comportan tal y como son porque en el mundo real no pueden hacerlo libremente, y yo digo que lo único que hacen es llegar al juego sin haberse desconectado de la realidad, y arrastrando problemas de fuera.

Últimamente veo cada vez más gente que en vez de aprovechar su rato de juego para relajarse, lo que hacen es pagar con los demás jugadores y descargar sobre ellos cosas que no tienen nada que ver con el wow.

Entran al juego cabreados y se les nota, son los típicos que entran al LFR y empiezan a insultar a todo el mundo, los que están en el campo de batalla haciendo lo que les da la gana y cuando alguien se lo dice sólo saben responder con un “déjame en paz #~@%  de  $&>“. Pero sobre todo son los que cuando están jugando con sus compañeros buscan cualquier excusa para desahogarse y montar bronca.

De estos últimos he visto muchos, son por lo general personas de lo más amable que te puedes encontrar. Con más o menos paciencia, pero que generalmente saben como controlarse y prefieren desconectar desde que ven que su enfado en vez de disminuir aumenta. Son así casi siempre, hasta que un día llegan peor que de costumbre y acaban por pagar con los demás su problema.

Cuando eso ocurre estallan. Da lo mismo que sea porque discutió con la pareja, porque los demás chavales le pegan en el colegio, o porque tuvo un mal día en el trabajo. Al final terminan diciendo burradas que la mayor parte de las veces ni sienten ni quieren decir, pero que una vez dichas no tienen marcha atrás. Algunos al día siguiente piden perdón y se explican, otros tienen tanta vergüenza que prefieren abandonar la hermandad, y el resto (los que menos) prefieren mantenerse en sus trece con tal de no dar el brazo a torcer.

El problema es que ante casos como estos se puede hacer más bien poco, no es algo provocado por el juego, los demás casi nunca sabemos cual es el problema que causó esa reacción, y quienes tienen que sufrir las consecuencias se quedan con la misma cara de tonto que sin un día fueses a saludar a tu mejor amiga y en vez de un beso te diese un bofetón.

Ante este problema no hay solución que sirva, pero sí que hay algo que podemos hacer para prevenirla. Quizás no funcione con los demás, pero sí que podemos aplicarla a nosotros mismos, y evitar jugar con el resto cuando tenemos un día muy malo. Al fin y al cabo ninguno de ellos tiene la culpa de los problemas que arrastremos de fuera.

Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.

PD: No os olvidéis de que estamos intentando que este sea el año de la mujer jugadora. Colaborad con nosotros para que podamos hacerlo posible.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts