Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


¿Vuestra hermandad está hecha para perdurar?

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 9 Septiembre 2014, 00:30am

Etiquetas: #Potopreguntas, #hermandad, #tiempo

Al principio de todo cuando empecé en esto de dirigir mi propia hermandad, reconozco que no sabía nada, y cuando digo nada quiero decir que no tenía ni idea.

Poco a poco fuí aprendiendo cosas. Aprendía con cada conocimiento nuevo que adquiría y también con los errores que cometía pero conseguía solucionar, poco a poco fuí cimentando las bases de la hermandad y traté de hacerla más estable.

Con el tiempo empecé a fijarme también en las hermandades de los demás, y no pude evitar el ver algunas diferencias que me llamaron profundamente la atención. Hice lo que supongo que hace la mayoría, es decir, empecé por fijarme en las hermandades grandes.

Con hermandades grandes no quiero decir únicamente las de avance pve, sino que también incluyo a esas que tienen tantos miembros que hoy en día sería imposible no encontrarte con 3 o 4 de ellos si entrases en el buscador de bandas o fueses a la isla intemporal.

Hermandades que por así decirlo, estaban hasta en la sopa y eran reconocidas por la mayoría de jugadores del reino. Lo reconozco, me fijaba en ellas porque quería saber cómo se las arreglaban.

A varios de los que estaban en esas hermandades, sobre todo a sus maestros y oficiales, llegué a preguntarle algunas de las dudas que tenía, y sus respuestas casi siempre me decepcionaron.

Parecía como si sólo supiesen llevar su hermandad pensando en el día de hoy. Se preocupaban casi todos de lo que les hacía falta en ese momento, pero no en lo que podrían necesitar una semana más tarde.

Reclutaban sólo cuando necesitaban a alguien en sus roster, farmeaban nada más que cuando les hacía falta algún material específico para las comidas o pociones de la raid. Nunca me dieron a entender que prestasen atención extra a los que todavía no tenían nivel para colaborar con lo que era el avance en ese momento, pero que seguramente podrían hacerlo en un futuro.

Creedme, no tardé mucho en darme cuenta de que eso no funcionaba en casi ningún tipo de hermandad. Quitando las hermandades punteras, esas que sólo hacen contenido avanzado y se rigen por unas normas distintas al resto, a las demás hermandades las he visto caer, una por una. Y si me pongo a mirar, ya prácticamente no queda en activo ninguna de las que tanto se veían cuando yo fundé la mía.

Supongo que todo tiene que ver con la forma en la que esas hermandades han sido dirigidas. La mía he tratado de llevarla pensando siempre no en el ahora, sino en el mañana; y tratando de que cada día que pasa la hermandad esté más consolidada que el anterior.

Y ahora, tras toda esta parrafada es cuando llega el momento de que os haga la correspondiente pregunta semanal, esa que debería servir para comparar opiniones y conseguir que algunos piensen en aspectos de su hermandad que nunca antes se habían planteado. Por eso, esta semana os quiero preguntar:

¿Vuestra hermandad está hecha para perdurar?

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts