Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


The murloc' story

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 19 Octubre 2014, 18:04pm

Etiquetas: #La tontería de la semana, #murloc, #nano, #historia, #Murloc' story, #relato, #dibujos

En una choza junto al lago, vivía un murloc. No una choza grande, seca, cómoda y con olor a limpio. Era una choza murloc, y eso significaba juncos amarrados con algas, conchas colgando del techo, y humedad.

Cualquier otro la habría llamado chamizo, y una vez escuchó a dos seres peludos de piel suave, de esos que se hacían llamar "nanos", discutir sobre su choza, llamándola de una forma muy rara; según ellos aquella construcción era un paflito... pafalito... ¿fapalito?...

Sea como fuere, el murloc la llamaba hogar.


Se tiende a pensar que los murlocs son seres estúpidos y sin consciencia, y puede que sea cierto, pero no todos son iguales. Este murloc en concreto sabía observar, y así había aprendido muchas cosas.

De pequeño aprendió que cuando venían los "nanos" tenía que esconderse, porque los nanos querían matarlo, y además parecía que lo hacían sin ningún motivo aparente, tan sólo llegaban allí y cada vez que mataban a un murloc decían un número en alto.

- Ya tengo uno

- Yo llevo tres

- Me faltan cuatro

- dos más y acabo

El murloc no sabía por qué lo hacían, pero observándolos aprendió a contar.

Tampoco entendía por qué los mataban a ellos, que nunca les habían hecho nada, ni siquiera les habían robado una cabeza de pescado, como hizo una vez el primo Brgiibrgoon.

El sabía de otros murlocs a los que habían matado, a algunos varias veces en el mismo día, y ninguno había hecho nada para merecerlo.

Pero lo que menos entendía era cómo sacaban los nanos todo aquello. Mataban a un murloc y de sus tripas sacaban todo tipo de cosas; botas, armas, cascos... y él no lo entendía, porque a esos murlocs los conocía, y estaba seguro de que ninguno se había comido esas cosas tan raras.


Un día, después de mucho observar a los nanos, decidió actuar. Se había fijado en que casi siempre iban al mismo sitio, y que por lo general no se movían de allí hasta que terminaban, así que se escondió detrás de una roca y esperó.

Cuando llegó el primer nano, fue a donde iban siempre todos ellos, y el murloc siguió esperando, hasta que lo oyó pasar por el otro lado de la roca.

Cuando estuvo seguro de que no lo había visto, el murloc saltó encima del nano, con una piedra en la mano y enseñando los dientes; pegó, mordió, arañó y machacó hasta que el nano dejó de moverse. Miró a ambos lados para asegurarse de que nadie lo miraba, y entonces hizo lo mismo que tantas veces había visto hacer a los nanos; el murloc buscó.

Es curioso todo lo que se puede encontrar cuando uno busca bien, pensó el murloc, llevaba apenas unos días haciendo aquello y ya había encontrado muchas cosas.

Tenía un casco que olía tan bien que cuando se lo ponía le daban ganas de comer, un cuchillo grande con un mango muy raro, un escudo que intentó huir cuando lo cogía (aunque no estaba seguro de que fuese de aquel nano), y un montón de cosas más. Ahora era un murloc fuerte e inteligente, y lo mejor de todo es que sólo él lo sabía.


Aquel murloc había cambiado, ya no era como el resto y se daba perfecta cuenta de ello. Empezó a mirar a sus compañeros y comprendió que no tenían más motivación que su charca y la próxima cabeza de pescado. Parecía como si él fuese el único en ver lo que tenían alrededor; y seguramente era cierto.

¿Cómo era posible que ningún otro se hubiese dado cuenta de que los nanos también podían morir?, ¿por qué a nadie le preocupaba que el agua estuviese cada vez más lejos?, y sobre todo ¿qué eran aquellas chispitas de luz amarilla que se arremolinaron en torno a él cuando mató al último nano?.

No lo sabía, pero pensaba averiguarlo.

 

Continuará...

Si queréis ver la imagen con mayor claridad haced click derecho sobre ella y seleccionad "ver imagen"

Si queréis ver la imagen con mayor claridad haced click derecho sobre ella y seleccionad "ver imagen"

El dibujo es obra de mi mujer; está hecho a lápiz y coloreado con acuarelas, si os gusta como ha quedado pasaos por su perfil de Deviantart y dejadle un comentario.

https://erom.carbonmade.com/

Comentar este post

Iura 10/20/2014 22:39

¡Gran inicio de historia! Esperando el próximo capitulo...

¡Malditos nanos! Oh oh oh.... :-(

Evenstarson 10/20/2014 21:00

Peroquemanospadibujartieneminiñaaaaaaa!!!!!!

Me encanta la historia y el dibujo!!!.
Un besico jefe!!.

Silverbow 10/20/2014 19:36

La verdad había entrado presionado, digo por recomendación del jefe Potopo, pero me he llevado una grata sorpresa con el dibujo. Sigue así chica tienes buena mano!

MMH919 10/19/2014 23:12

¡Queremos Mulocs como raza jugable ya! O en su defecto Nagas.

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts