Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


El derecho de avanzar tropezando

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 8 Enero 2015, 01:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #raids, #tropezar, #avance, #hermandad

El derecho de avanzar tropezando
Como cada semana empiezo poniendo a continuación el resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

Yo nunca he sido lo que se podría considerar un raider formal, pero poco a poco le he ido cogiendo el gusto a eso de tirar jefes, y aun así ni yo ni mi hermandad somos igual al resto.

Por supuesto que hacemos raids, pero eso no quiere decir que se hagan de la misma manera en que lo hace la mayoría, y todo porque yo soy un cabezota que sigue pensando que para tirar jefes hay que saber wipear.

Eso es sin duda una de las cosas que más problemas ha traido siempre en mi hermandad. Después de leer esto supongo que muchos os estaréis preguntando; ¿Y si da problemas por qué lo haces?, pues simplemente porque funciona.

No es porque funcione para tirar jefes, sino porque funciona para mantener la hermandad unida y sobre todo para conseguir que la gente aprenda. Que aprendan cosas tan básicas como son la humildad, el valor del esfuerzo cuando quieres conseguir algo, y sobre todo compañerismo.
 

Llegados a este punto supongo que me toca explicar porqué las raids que nosotros hacemos son diferentes a las de otras muchas hermandades que he visto.
 

  1. Para empezar nosotros no aspiramos a nada que esté más allá de nuestras posibilidades, conocemos nuestras limitaciones y eso hace que vayamos a un ritmo acorde con ellas. Siempre vamos pensando no en el próximo try, sino en el siguiente wipe. Para nosotros morir es algo tan natural que no le tenemos miedo ni dejamos que nos mine la moral, simplemente lo vemos como algo que no se puede evitar hasta que se aprende a hacer las cosas correctamente.
     
  2. Las tenemos como raids de hermandad y por eso aceptamos a todos los que quieran venir, pero sólo si son de la hermandad. Hace ya mucho tiempo que establecí una de las normas que más problemas me ha dado, la de que sólo entran en raid personajes de la hermandad.
     
  3. Nunca despreciamos ni menospreciamos a nadie y tenemos asumido que todo el mundo vale para algo, aunque a veces cueste encontrarles el lugar correcto.
     
  4. Exigimos educación y buenos modales a todo el mundo, tanto si es por escrito como si es por micrófono. Incluso a la hora de gastar bromas procuramos que estas no sean nocivas.
     
  5. Todo el mundo cuenta, sin importar quien sea el Raid Líder. Todo el mundo comete errores, nadie lo sabe todo, y hasta el más humilde de los dps puede tener una idea brillante.
El derecho de avanzar tropezando

Básicamente eso es lo que nos hace distintos al resto… Ya sé que no os sorprende porque en teoría es lo que hacen muchas hermandades, pero eso depende mucho del matiz que se le de a cada punto.
 

  1. No nos gusta morir, pero pensamos siempre en el próximo wipe para tratar de evitar lo que nos mató la vez anterior. Si la culpa fue de alguien en particular simplemente se le ayuda a corregir los errores para que la próxima vez podamos llegar más lejos en el combate.
     
  2. Nunca aceptamos en raid a ningún personaje de fuera de la hermandad porque eso sólo consigue que dependamos de otros. Si hoy aceptamos a un healer de fuera y el jefe cae gracias a sus curas ¿cómo lo tiraremos la próxima vez?, vamos a seguir necesitando una cantidad fija de healers y no siempre va a estar ese ahí. En cambio con un healer de la hermandad podemos contar casi siempre.
     
  3. Todo el mundo vale, digan lo que digan algunos. Yo sé lo que es tirar a un jefe gracias a un dps cuya única función consistía en estar pendiente de un add al que había que pasear por la sala… Si una hermandad desprecia el esfuerzo de sus propios compañeros porque no son tan habíles como el resto, eso no es una hermandad, por lo menos no de sentimiento.
     
  4. Educación, simple y llanamente. Unos la tienen y otros no, pero mientras se juega con compañeros hay que pensar en ellos y desgraciadamente no sería la primera vez que tengo que parar la raid a mitad para llamar la atención a alguien, o incluso para expulsarlo. Si la gente está nerviosa porque alguien no sabe controlar su lengua las cosas no saldrán bien.
     
  5. Muchísima gente opina que las guías están para seguirlas a rajatabla, que si no se hacen las cosas de la misma manera en que lo hace una hermandad determinada en su vídeos el jefe no caerá, que si no se raidea con una compbinación de personajes específica nunca se tirará al jefe, etc. Pero lo cierto es que el wow ha cambiado, no existe un sólo método inflexible para hacer algo, hay mil y una maneras de llevar a cabo un encuentro.
     

Seguramente algún purista se esté llevando las manos a la cabeza y llamándome ahora mismo sacrílego por ir en contra de lo que muchos piensan que es un dogma. Me dirán que por eso mi hermandad no avanza. Pero lo cierto es que una vez y la gente abre su mente y aprende a ver las cosas de otra manera todo marcha como la seda, y también es cierto que tropezar de vez en cuando no es malo porque te obliga a recordar que siempre puedes encontrarte con piedras en el camino.

Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.
Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts