Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Hermandades de primera y hermandades de segunda

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 7 Marzo 2015, 20:02pm

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #hermandad

Hermandades de primera y hermandades de segunda
Como cada semana empiezo poniendo a continuación el resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

Aunque aun no he terminado con la serie de entradas de diccionario, esta semana me quiero centrar de nuevo en las hermandades, concretamente en un problema que aunque no es nuevo estoy viendo mucho últimamente y que también tiene algo que ver con algunas de las cosas de las que he estado hablando durante las últimas semanas.

¿Os acordáis de lo que contaba la semana pasada acerca de los wannabe?, si lo leísteis recordaréis que decía que lo de wannabe nunca iba solo, y supongo que esto servirá como ejemplo de lo que quiero decir porque esta entrada está dedicada a los wannabe-pro.

En el wow pasa igual que con las modas que cada cierto tiempo las situaciones se repiten, una de esas que se dan de forma cíclica es la de los pobres infelices que no saben realmente lo que quieren ni lo que cuesta alcanzar el nivel donde otros están.

Pasa al principio de cada expansión y en el comienzo de cada raid, siempre hay una migración de gente que se cree merecedora de algo más y no duda en dejar su actual hermandad para “avanzar”. Esa es la palabra mágica, avance… algo que todos quieren pero muy pocos saben como conseguir.

Siempre ocurre lo mismo y generalmente de la misma manera, un día un compañero habla por el chat de la hermandad para decir que se va, que quiere avanzar y ha conseguido hueco fijo en una hermandad que raidea en heroico, pero que como quiere mucho a sus compañeros deja los alters allí.

Una situación de lo más típica donde el que quiere avanzar se marcha y sus hasta entonces compañeros le desean lo mejor. Abandonan una hermandad donde no se les exigía nada para entrar en otra donde les han prometido avance y seriedad, pero que al mismo tiempo les va a exigir un esfuerzo que es nuevo para ellos.

El avance requiere tiempo y no es fácil pasar de 2 a 4 horas de raid, también requiere paciencia para wipear una y otra vez hasta que el jefe cae, puntualidad para estar preparado a la hora acordada y que no te dejen esperando fuera, dedicación para tener siempre el personaje bien optimizado con los mejores encantamientos y gemas disponibles, etc…

En definitiva, que el avance no es algo gratuito ni sencillo y aunque muchos aspiran a tenerlo muy pocos tienen lo necesario para conseguirlo. Así no es de extrañar que al poco tiempo ya se hayan dado cuenta de que las cosas no salieron como esperaban y estén arrepentidos de haber abandonado su hermandad para irse a otra; tanto que muchos deciden agachar la cabeza y volver a la misma que abandonaron.

Supongo que todos habréis conocido alguna historia parecida, pero lo que quizás no conozcáis es el desenlace final, porque eso es algo que cambia dependiendo de la hermandad. Sé que hay hermandades donde no tienen ningún problema en abrir de nuevo sus puertas a estos jugadores, pero yo considero que eso es un error.

Cada vez que algún compañero me dice que se va a otra hermandad porque quiere avanzar le deseo suerte y respeto su decisión sin tratar de ponerle ningún impedimento, pero si al cabo de un tiempo ese compañero pide volver a la hermandad por los motivos que he dicho antes, mi respuesta siempre es negarme a invitarlo otra vez.

Habrá quien piense que que soy cruel y rencoroso, al menos eso es lo que me llaman ellos cuando les digo que no pueden volver. Al final la situación siempre termina igual, con una discusión en la que el que quiere volver me dice que nos aprecia mucho, que somos los mejores compañeros que ha tenido en el juego y que irse fue un error. Pero mi respuesta tampoco cambia mucho y lo que suelo decirles es entre otras muchas cosas, que si de verdad pensasen eso no se habrían ido la primera vez.

Todo se reduce al egoismo de los que sólo piensan en si mismos y creen que pueden ir de una hermandad a otra buscando únicamente su propio beneficio, sin darse cuenta de que cada vez que abandonan de esa manera una hermandad, lo que en realidad están haciendo es dejar tirados a sus compañeros.

Ese es el motivo principal de que al menos yo no les permita volver. Que no respetan la hermandad en la que están ni a sus compañeros, y tan sólo los usan mientras pueden sacar provecho, hasta que consideran que se ha convertido para ellos en una hermandad de segunda y se buscan una de primera.

Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.
Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts