Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


El que esté libre de pecado que tire la primera piedra

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 30 Julio 2015, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #ciudadela, #quejas, #housing, #nerf, #pvp, #volar

El que esté libre de pecado que tire la primera piedra
Recordad que este artículo fue publicado originalmente en Pastando en Mulgore. Si queréis leer el original con los comentarios de los lectores pinchad en el enlace que encontraréis al final

Decía Confucio aquello de “Ten cuidado con lo que pides, no sea que se te conceda”, y para desgracia de algunos eso es algo que ocurre con frecuencia en el wow. La gente pide mucho sin fijarse en qué, y sin pensar en ningún momento cuales son las consecuencias de lo que están pidiendo. Hasta que al final Blizzard termina por dárselo, y los mismos que tanto lo habían pedido son los que después se quejan por tenerlo.

Es algo que ya he visto mil y una veces en el tiempo que llevo jugando pero que se sigue repitiendo por un motivo bien simple, que quienes piden ahora no son los mismos que pedían antes. El WoW es un juego muy cambiante, pero lo es sobre todo en sus jugadores. Haced un día la prueba y cuando estéis en una raid preguntad cuántos de los presentes llevan jugando de forma ininterrumpida más de un año, sin dejar de pagar ni un solo mes.

La mayor parte de los jugadores se toma descansos cada cierto tiempo y eso hace que muchos no coincidan nunca, se podría decir que cuando unos se cansan de jugar es el momento que eligen los otros para volver, y cada vez que vuelven su visión del juego ha cambiado un poco. Sea como sea todos ellos están pagando, y por lo tanto se ven en su derecho de expresar las quejas de las cosas que no les gustan, de pedir cambios y de hacer sugerencias, eso no está mal, pero sigue existiendo el problema de que esas sugerencias y quejas sólo las dan cuando están pagando su suscripción.

El resto del tiempo son otros los jugadores que se quejan, que piden nerf a las clases, que solicitan cambios y que hacen sugerencias. Todo tipo de que quejas, sugerencias y solicitudes que no tienen porqué ser iguales a las que hicieron los otros. Esa es una gran parte del problema, que todo el mundo se queja pero son pocos los que tienen una visión completa del conjunto y al final se quejan sólo por lo que tienen delante, sin tener en cuenta lo que reclamaron otros antes que ellos.

Si algo nos ha demostrado Blizzard a lo largo de los años es que aunque muchos no quieran reconocerlo, al final siempre termina por hacer caso a las peticiones de los jugadores. ¿A qué peticiones?, pues yo diría que a todas las que han sido solicitadas un buen número de veces, sin pensar en que a lo mejor quienes las pidieron ya no opinan igual o ni siquiera siguen jugando.

El ejemplo más claro lo tenemos en el pvp, un ámbito del juego donde siempre hay quejas por parte de quienes en vez de hacer frente a la realidad y buscar nuevas tácticas para enfrentarse al enemigo, o simplemente cambiar de personaje, prefieren quejarse mucho y llorar amargas lágrimas de desesperación en los foros para pedir un nerf a la clase over del momento. ¿El resultado?, que cuando se realizan los cambios a esa clase casi siempre es para dejarla arrastrándose por los suelos, y para poner como clase over a una de las que antes se quejaba por estar nerf.

Otro ejemplo es que durante mucho tiempo la gente estuvo quejándose de que el mundo estaba vacío, de que podías recorrer todos los mapas de Azeroth a caballo sin encontrarte con nadie en horas, porque según las quejas todo el mundo estaba volando. Esas mismas quejas eran las que pedían que se prohibiese volar, que todo volviese a ser como antes para así poder encontrarse con más gente en el mundo, tener con quien hacer misiones e incentivar el pvp outdoor. Ahora se lo han concedido, en Draenor no se puede volar y parece ser que en la siguientes expansiones tampoco se podrá, el resultado ya lo conocéis, quejas a mansalva porque el no poder volar, el haber conseguido algo que se pidió hasta la saciedad ha resultado ser una mala idea.

Lo mismo se podría decir de las ciudadelas, de esos territorios donde la gente se puede apartar del resto del mundo y permanecer ocultos, donde puedes cambiar los edificios, elegir a algunos de los ciudadanos que te acompañarán por la calle, poner la música que te de la gana etc. Las mismas ciudadelas de las que la gente se queja diciendo que por su culpa ya no hay nadie en los mapas del mundo porque todo el mundo está entre esos cuatro muros. Parece que ya nadie recuerda los años de peticiones solicitando un sistema de housing donde poder estar a salvo de miradas indiscretas, donde poder poner el estandarte de tu hermandad e invitar a los amigos, o incluso poner trofeos que narrasen tus azañas.

Son sólo unos ejemplos de algunas de las muchas cosas que los jugadores hemos pedido, y Blizzard nos ha dado. Cosas que según parece pedimos sin saber exactamente qué era lo que queríamos y que han provocado más quejas que agradecimientos.

Siempre digo lo mismo cuando veo a alguien pidiendo algo. Piensa bien lo que quieres y ten cuidado con lo que pides, no sea que al final te lo concedan.

Para acceder al artículo original en el Fansite Oficial de Pastando en Mulgore tan sólo tenéis que pinchar aquí
Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts