Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Midiendo con doble rasero

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 3 Agosto 2015, 00:30am

Etiquetas: #Opinión, #hermandad, #raid, #reclutar, #equipo pvp

A estas alturas no debería de sorprenderme el encontrarme con un caso como el que os voy a contar, pero aun así me sorprenden, y no porque sean algo que no me espere sino porque la gente sigue teniendo la cara dura de buscar culpas en los demás mientras ellos hacen algo aun peor.

Os pongo en antecedentes; ahora que estamos en verano mi hermandad tiene el mismo problema que tantas otras, la falta de gente. Ya se sabe que muchos abandonan el juego durante un tiempo y no se puede contar con ellos, así que cosas como las raids quedan un poco en entredicho porque no hay jugadores suficientes como para organizarlas.

Por suerte todo tiene solución, y la mía después de haber pasado por lo mismo en muchas otras ocasiones consiste en reclutar.

Mi método de reclutamiento difiere mucho del de la mayoría, no hago spam por el chat ni nada parecido, casi siempre me limito al buscador de hermandad y aprovecho las solicitudes que hayan podido poner allí. Incluso tengo un script (con suerte algún día un addon) que facilita sobremanera la tarea de contactar con quienes están interesados en la hermandad.

Pues bien, el otro día entraron dos jugadores nuevos, en realidad sólo uno venía del buscador pero me preguntó si podía invitar también a su amigo. Uno de ellos era tanque y el otro dps, querían raidear y les dije cuales eran los requisitos para hacerlo, no les parecieron mal y al final aceptaron las condiciones de la raid y entraron en la hermandad.

Las condiciones no son nada del otro mundo; ilvl, equipo pve, gemas y encantamientos. Algo de lo más normal y lógico, y también algo que ellos aceptaron sin ningún problema.

Sin ningún problema hasta el día que quisieron venir a la raid por primera vez. Como de costumbre pedimos voluntarios por el chat para formar el grupo, y como siempre hay gente nueva repetimos los requisitos que he puesto arriba, estos dos se apuntaron a la raid intentando hacernos creer que cumplían con todo, pero lo cierto es que no tenían ni la mitad de lo necesario.

Tenían el ilvl sí, pero casi todo el equipo era pvp y no tenían encantamientos ni gemas, así que como es lógico les dije que de esa manera no podían venir y los saqué de la raid. En ese momento no protestaron, es más uno de ellos se disculpó incluso, y al finalizar la raid uno de los oficiales habló con ellos y les ofreció ayuda para conseguir lo que les faltaba.

Esa misma noche tenían ya todos los encantamientos que necesitaban en el buzón, por supuesto cortesía de la hermandad. Pero al día siguiente decidieron poner el grito en el cielo y quejarse de todo lo que pudieron.

Pegaron en el chat de la hermandad su parrafada de "me parece estúpido que se exijan esas cosas para las raids porque el equipo pvp es muy bueno y cuesta conseguirlo", se quejaron de que hacer eso no era compañerismo ni era nada, y de que no les gustaba una pizca que hicieran eso con los demás. Acto seguido se fueron.

Como es lógico no devolvieron los encantamientos ni el oro que costó hacerlos, tampoco quisieron comprender que los demás ya habían hecho el mismo esfuerzo que se les pedía a ellos y que no tenían porqué cargar con la dejadez de los demás. Como os podréis imaginar no sirvió de nada.

Al final todo se reduce a un "quiero jugar como me de la gana y poder echarle la culpa a los otros cuando algo salga mal". Todo por no admitir sus propios errores y pensar que es más fácil tratar de engañar a los demás.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts