Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes [parte 1]

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 16 Julio 2015, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #avance, #social, #hermandades

No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes [parte 1]
Recordad que este artículo fue publicado originalmente en Pastando en Mulgore. Si queréis leer el original con los comentarios de los lectores pinchad en el enlace que encontraréis al final

Hace algún tiempo publiqué aquí mismo una entrada que se llamaba Hermandades de primera y hermandades de segunda en la que os hablaba sobre la percepción que tienen algunos jugadores acerca de las hermandades, basándose únicamente en el avance pve. Ahí expliqué que les dejaba libertad absoluta para elegir su camino y que no les ponía pegas para irse a otra hermandad, pero también dije que a los que trataban de regresar a mi hermandad casi nunca los admitía de vuelta.

Por decir cosas como esa son muchos los que me han criticado, por lo que hoy me voy a permitir la libertad de explicar porqué actuo así.

Cuando a uno lo llaman intransigente, déspota, engreído y otras lindezas por el estilo os aseguro que no sienta nada bien, sobre todo porque los mismos que te están faltando al respeto son los que exigen un trato que ellos no han sido capaces de dar. Es así de sencillo, llegado el momento la mayoría sólo piensa en sí mismos y se olvidan de la famosa frase “trata a los demás de la misma forma en que quieres que ellos te traten a ti“.

También hay otra cosa más que muchos no parecen recordar cuando discuten, que si estás pidiendo algo es porque no lo tienes, y que a no ser que des algo a cambio nadie te asegura que vayas a conseguirlo. Puedes ir a una tienda y decirle al tendero que mañana le pagas pero nadie te asegura que el tendero te diga que sí, en cambio si vas con el dinero en la mano seguro que no tendrás ningún problema. Lo que no puedes hacer es llegar a la tienda e insultarlo, porque entonces seguro que no te querrá vender nada aunque le pagues por adelantado.

Son dos conceptos básicos para la convivencia humana, tratar bien a los demás y tener presente que aunque los demás pueden hacerlo nadie los obliga a darte nada sin recibir algo a cambio. Dos conceptos que a pesar de ser tan básicos son olvidados por muchos cuando entran al juego.

Sí, el WoW es un juego, pero tiene un factor social muy importante a causa de su componente multijugador, un componente que nos empuja a relacionarnos con los demás y que a falta de normas específicas impuestas por Blizzard se basa en las que culturalmente usamos desde siempre en la vida real. Unas normas que pese a no estar escritas en ningún lado aceptamos todos, y que aun así son las primeras que muchos se saltan cuando están jugando.

Dentro del componente social del juego las hermandades son el principal medio para sociabilizar y crear comunidad. Cada una tiene sus propias normas, pero por muy distintas que estas sean hay algo que tienen la mayoría cuando se trata de tomar decisiones, el sentido común, y en eso es en lo que me baso yo principalmente cuando decido no readmitir a alguien que en su momento decidió marcharse de la hermandad.

¿Por qué el sentido común?, pues porque ni todos los que se han ido de la hermandad son rechazados cuando tratan de volver, ni todos los casos son iguales, o sea, que lo de no admitir de nuevo a alguien no es una norma inflexible. Todo depende del cómo y el por qué se fue de la hermandad, pero también depende de lo que la hermandad pueda ganar con su vuelta.

Centrándonos en el caso de la entrada que mencioné antes, que es cuando alguien se va de la hermandad para entrar en otra donde le aseguran un mejor avance, casi nunca permito que vuelvan a la hermandad. No lo hago porque piense que se fueron de malas maneras, sino porque en realidad la hermandad no gana nada con su vuelta.

El porqué no ganamos nada permitiéndoles volver es algo que merece ser bien explicado, pero que va a requerir muchas más líneas de las que caben en esta entrada, así que esa explicación prefiero dejarla para la semana que viene…

Para acceder al artículo original en el Fansite Oficial de Pastando en Mulgore tan sólo tenéis que pinchar aquí
Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts