Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 20 Julio 2015, 00:30am

Etiquetas: #Opinión, #hermandad, #mentira, #raid

Recuerdo que cuando era pequeño mi madre me decía siempre que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, y el tiempo no ha hecho más que demostrarme que mi madre tenía razón.

Algunos empiezan por una mentira pequeña pensando que no tiene importancia y que nadie la va a notar, hasta el momento en que se ven acorralados y deciden volver a mentir en vez de decir la verdad. Casi siempre sería más sencillo decir la verdad y dar la cara, pero quien empieza a mentir no suele saber cuando dejarlo y prefiere seguir haciéndolo para no perder en su particular juego.

Pasa en la vida real y por supuesto pasa también en el juego. Para mi uno de los últimos casos ocurrió hace un par de semanas, os cuento los detalles para que os hagáis una idea.

Todo empezó hace aproximadamente un año, en aquel momento estábamos raideando en Asedio de Orgrimmar, seguíamos la política habitual en la hermandad de no dejar a nadie fuera si cumple con los requisitos mínimos que se piden, y un día mientras estábamos delante del General Nazgrim un compañero se alteró más de la cuenta.

Imaginaos la situación, llevábamos ya unos cuantos wipes entre otras cosas porque algunos de los que estaban ese día iban con el equipo muy justo y no sabían cómo se hacían los jefes, y este hombre se mosqueó mucho porque según su opinión les estábamos rusheando la raid y ellos sólo nos hacían perder el tiempo al resto.

Eso dicho de buenas maneras se puede dejar pasar, pero él prefirió poner el grito en el cielo y ponerse a insultar. Como os podréis imaginar la situación no terminó nada bien, y al día siguiente ese jugador ya no estaba en la hermandad.

No es algo nuevo, todos podemos tener nuestras diferencias con el resto y discutir, además nadie está obligado a quedarse en la hermandad así que el que se marchase no nos supuso nigún obstáculo insalvable. Al final nos olvidamos de él, de vez en cuando alguien lo recordaba pero sin mencionar tan siquiera la forma en que salió de la hermandad, fue un compañero como tantos otros, ni mejor ni peor.

Pero el otro día, muchos meses después de todos esto ocurrió algo que nos dejó a varios con la mosca detrás de la oreja. En medio de la raid uno de los nuevos compañeros saludó y a algunos inmediatemente le vino a la mente la voz del que se había ido tanto tiempo atrás, fue como un Déjà Vu, así que comenzaron a hablar sobre el tema y al final tuve que hacer unas cuantas comprobaciones.

El resultado os lo podéis imaginar, porque resultó ser el mismo jugador, hablé con él y le pregunté si de verdad pensó que podía engañarnos y que por qué lo había hecho. Sus respuesta a mi personalmente me sonaron a excusa barata, algo que no creo que se creyese nadie.

Dijo que lo habían obligado a cambiar de nombre, que había estado sin jugar durante mucho tiempo, que él no había hecho nada malo... etc. Lo cierto es que su nombre de personaje original no incumplía ninguna norma, que su registro de logros indicaba que había seguido jugando durante bastante tiempo después de irse de la hermandad, y que encima había cambiado hasta su cuenta de Raid Call para que nos fuese más difícil reconocerlo.

El porqué lo hizo no lo sé, no me dijo cuales fueron sus motivos para tratar de volver, pero sí sé que tratando de engañar a los demás no se consigue casi nunca nada bueno. Al final tal y como decía mi madre es más fácil atrapar a un mentiroso que a un cojo.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts