Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Lo que de verdad le da valor a una hermandad

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 28 Enero 2016, 01:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #avance, #Casual, #hermandad, #Progreso, #raid

Recordad que este artículo fue publicado originalmente en Pastando en Mulgore. Si queréis leer el original con los comentarios de los lectores pinchad en el enlace que encontraréis al final
Lo que de verdad le da valor a una hermandad

Tras todo el tiempo que llevo manejando mi propia hermandad, y ayudando a los que me lo piden a resolver los problemas de las suyas, he llegado a una conclusión salomónica. La hermandad perfecta no existe, todas tienen sus fallos, sus más y sus menos. Y supongo que eso es lo que hace que cada una sea especial a su manera.

Igual que puedes entrar en la casa de veinte amigos distintos y decir que son muy bonitas y acogedoras, que están bien decoradas, y aun así reconocer que no hay dos iguales, con las hermandades pasa exactamente lo mismo. Cada una tiene sus propias características diferenciadoras, cosas que las hacen diferentes del resto y que les dan un cierto valor a ojos de quienes pasan por ellas.

A fin de cuentas ¿qué es una hermandad sino un grupo de personas que se juntan para jugar?. Dcho así parece una verdad de libro, que sólo hace falta gente para formar una hermandad, pero con pensarlo un poco la mayoría podemos llegar a la conclusión de que en realidad eso no es suficiente, se necesita algo más, algo que mantenga a ese grupo unido dentro del juego y a la hermandad cohesionada.

Ahí ya empezamos a hablar de lo que la mayoría ve cuando busca una hermandad, el avance, el rol, el pvp, o lo que quiera que sea que hagan juntos quienes están en esa hermandad. Esa es la idea, que lo que define a la propia hermandad es aquello que sus miembros hacen en compañía de los demás. Pero eso me lleva a una pregunta de las que da que pensar, ¿qué pasa con la hermandad cuando se deja de hacer ese algo definitorio?.

Quiero decir, ¿qué pasa con la hermandad de avance cuando ya no pueden seguir avanzando?, ¿con la de pvp una vez y llegan al rating máximo o se acaba la temporada de jcj?, etc. ¿Es ese el único aliciente que tienen para continuar jugando juntos o hay algo más detrás de todo eso?.

He leido muchas historias de jugadores que están muy orgullossos de sus hermandades porque con ellas han conseguido alcanzar un progreso al que muy pocos aspiran, pero que una vez y acaban con el último jefe de la raid reconocen que la mayor parte de la gente que está con ellos desaparece hasta que sale una raid nueva. Es decir, que han dejado de ser jugadores para convertirse en competidores, y que desaparecen una vez termina la temporada de competición. Pero mientras tanto la hermandad sigue estando ahí, y casi siempre queda alguien que se mantiene jugando aunque tenga que ser en solitario.

También es cierto que ese tipo de jugadores son los que generalmente miran más por sí mismos que por el grupo en el que están, y que una vez y les toca volver a empezar con una raid nueva no tienen muchos inconvenientes en irse a otra hermandad que les ofrezca mayor seguridad de avance. Es decir, que valoran la hermandad no como un grupo de jugadores, sino en la medida que como herramienta les pueda ayudar a alcanzar sus metas.

Sin embargo no todos los jugadores somos iguales, algunos simplemente no estamos hechos para competir en unos niveles de juego tan exigentes como el de las raids de alto nivel, y por lo tanto cuando buscamos una hermandad lo hacemos en función de nuestras necesidades y gustos. Es por eso que también existen las hermandades sociales, donde es posible encontrar compañeros que proporcionen ayuda para un tipo de juego más casual.

La cuestión es ¿qué ayuda?, si el juego de los que estamos en esas hermandades es casual no deberíamos de necesitar mucha ayuda, e incluso así esa ayuda está presente, a veces con más frecuencia que la de las hermandades que “hacen algo”.

Puede que una hermandad social, o casual (no tienen porqué ser lo mismo) no aporte ningún tipo de avance o beneficio tangible a sus miembros, pero eso no significa que no los tengan. Son al final estas hermandades las que más vida y bullicio tienen, donde es más fácil encontrarte con jugadores que sólo buscan pasarlo bien y entablar conversación. En definitiva, es ahí donde residen aquellos que sólo aspiran a disfrutar del wow como un juego que les proporcione entretenimiento y nada más.

Cada uno, dependiendo de lo que busque o necesite mientras juega, intentará buscar la hermandad que más se ajuste a lo que está buscando, pero eso no significa que el resto sean malas sólo porque no son capaces de ofrecer lo mismo. Todas tienen su valor, pero al final como casi siempre somos los jugadores los que tenemos que decidir cual valoramos más.

Para acceder al artículo original en el Fansite Oficial de Pastando en Mulgore tan sólo tenéis que pinchar aquí
Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts