Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


El juego social ha muerto

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 9 Junio 2016, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #compañerismo, #conversar, #dialogar, #hermandades, #redes sociales

Recordad que este artículo fue publicado originalmente en Pastando en Mulgore. Si queréis leer el original con los comentarios de los lectores pinchad en el enlace que encontraréis al final
El juego social ha muerto

Las hermandades son un mal necesario, desgraciadamente el juego pierde mucho sin ellas y algunas cosas son casi imposibles de hacer si no estás en una, pero también son una fuente constante de conflictos. Yo que soy quien debería defender las hermandades, tengo que admitir que he llegado a odiar la imagen pública que han adquirido con el paso del tiempo. Antes una hermandad era sinónimo de compañerismo, colaboración y buen rollo como lo llaman algunos. Ahora a muchos cuando les preguntas te dicen todo lo contrario, que ya nadie habla, que nadie ayuda y que han estado en varias hermandades porque ese buen rollo que buscaban no lo habían encontrado en ninguna.

Podría agarrarme a lo que dije aquí mismo la semana pasada, aquello de que seguramente es un problema de percepción, que cuanto más tiempo llevamos en el juego más difícil nos resulta ver las cosas buenas, mientras que las malas saltan delante nuestro, pero no sería justo, porque ya no es sólo como lo vean algunos, sino como es en realidad. Sí amigos, la situación ha cambiado y las hermandades de ahora no son como las de antes, pero no lo son porque el juego haya cambiado, sino porque hemos cambiado los jugadores junto con la sociedad en la que vivimos.

No es sólo que hayan cambiado los jugadores, lo que ha cambiado es la sociedad, pero tampoco tiene porqué ser algo malo, simplemente es algo normal. Todos cambiamos con el paso del tiempo, nos adaptamos a las innovaciones y aprendemos a comportarnos de forma que podamos hacer uso de ellas. WoW tiene 11 años, y en ese tiempo han sucedido un montón de cosas que han conseguido cambiar la sociedad, no sólo en el ámbito del juego, sino en todo lo demás. Por ejemplo, hace 10 años si uno quería tomar algo con unos amigos sólo tenía que mandarles un sms para quedar, luego te sentabas a la mesa de tu local favorito y charlabas con ellos. Ahora les mandas un Whatsapp, quedas con ellos en el mismo sitio, y ves como todo el mundo está pendiente del móvil sin hacer caso a la conversación.

Es la maldición de la tecnología, tenemos tantas opciones para comunicarnos que al final hemos perdido el interés por dialogar. Mirad vuestras cuentas en las redes sociales ¿cuándo fué la última vez que mantuvísteis ahí una conversación de verdad? casi todo se limita a enviar fotos o vídeos, a decir un lol, un que bonito y a dar el +1 o el like de turno. Pero una conversación de verdad cuesta verla, de hecho hay gente que directamente se asusta si insistes en hablar con ellos. Si eso es así en las redes sociales, que se suponen están diseñadas para conocer gente y mantener el contacto con ellos ¿por qué iba a ser diferente en el WoW?

Da igual que juguemos solos o que estemos en una hermandad, porque el problema de fondo no es el sitio sino la gente, y entre toda esa gente quien más culpa tiene son los que se quejan de eso que hablaba al principio, que ya nadie habla ni ayuda ni… bueno, ya me entendéis.

Sé que es cruel decir que quienes sufren las consecuencias son los culpables, pero en este caso no hay nadie más a quien echarle la culpa, esos jugadores son los culpables porque se han dado cuenta de que existe un problema y han preferido quejarse en vez de ponerle solución. Para el resto el problema no existe, ellos hacen en el juego lo mismo que si estuviesen fuera, lo miran todo y hacen como que conocen a un montón de gente, pero a la hora de la verdad no dicen nada.

Es muy triste conectarse y ver un chat silencioso en el que nadie habla, pero aún más triste es que alguien se despida de la hermandad diciendo que se va porque nadie ayuda ni dice nunca nada, sobre todo cuando descubres que a ese mismo jugador nadie lo vió hablar nunca antes.

Desde luego no todas las hermandades son iguales, algunas siguen conservando esa sensación que existía antes, la de conectar y sentirse entre amigos, de tener gente con la que jugar y compañeros con los que hablar, pero son las que menos. Lo sé porque mi hermandad sigue siendo de esas, y no ha sido facil mantenerla así, ha costado convencer a la gente para que hiciese las cosas de la manera adecuada para mantener la hermandad con vida.

Cualquier hermandad podría hacer lo mismo que la mía con un poco de esfuerzo, pero no todas están dispuestas a ello ¿Que qué hemos hecho para conseguirlo? Bueno, me temo que para saberlo tendréis que esperar a la semana que viene.

Para acceder al artículo original en el Fansite Oficial de Pastando en Mulgore tan sólo tenéis que pinchar aquí.
Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts