Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Hermandades como las de antes

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 2 Junio 2016, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #críticas, #hermandades, #percepción

Recordad que este artículo fue publicado originalmente en Pastando en Mulgore. Si queréis leer el original con los comentarios de los lectores pinchad en el enlace que encontraréis al final
Hermandades como las de antes

La semana pasada os avisé que tenía intención de retomar el asunto de las hermandades, aunque sólo fuese por un tiempo. Últimamente siento que me he vuelto quizás un poco polémico, que sólo hablo de lo que sé que puede provocar discusiones entre la comunidad, y no es eso lo que yo quiero. Mi intención siempre ha sido la de crear debate, hacer que la gente hable, discuta y opine, pero sobre todo ayudar a resolver los problemas que tengan los demás con sus hermandades.

Yo soy un maestro de hermandad veterano, llevo unos 8 años al frente de la misma hermandad y reconozco que no es un camino fácil. Siempre hay problemas, cuestiones que solventar, discusiones, dudas que aclarar, etc. Y todo porque al contrario que en otros factores del juego, en los que la dificultad está definida por la IA, en las hermandades absolutamente todo depende de las personas. Si en los miles de años de historia de la especie humana, nadie ha conseguido solucionar eliminar los problemas derivados de la convivencia, yo a lo máximo que puedo aspirar es a arreglar esos mismos problemas uno a uno, mientras procuro que no afecten a más gente de la necesaria.

Alguien dijo una vez que el matrimonio consiste en intentar resolver entre dos, los problemas que nunca se hubiesen tenido de haberse quedado solteros. A eso yo añado que con las hermandades pasa más o menos lo mismo, por lo menos en lo que respecta a maestros de hermandad y oficiales. En principio uno crea la hermandad con un objetivo en mente, y según cuál sea ese objetivo la lleva de una manera u otra, dependiendo también en gran medida de sus propios conocimientos y habilidades. Pero todos, sin importar el objetivo que tengan en la hermandad han de enfrentarse al mismo problema. Los jugadores.

Los jugadores somos al mismo tiempo lo mejor y lo peor del juego. Somos capaces de crear amistades, de hacer que la gente disfrute jugando con sus compañeros mientras se lo pasa bien, y al mismo tiempo somos capaces de discutir, pelear, insultar y hacer que algunos lleguen a odiar el wow porque se han encontrado con una persona indeseable. Por eso, porque las relaciones son una de las cosas más importantes, a la par que infravaloradas dentro de cualquier mmo, es necesario mantener siempre la mirada atenta, aunque sólo sea para evitar que la hermandad se venga abajo por rencillas estúpidas y discusiones dignas de patio de colegio.

Después de todos estos años hay algo de lo que no me cabe duda alguna, una hermandad funciona bien o mal en función de la forma en que sea vista por quienes están dentro de ella, es decir, que el que una hermandad muera o sobreviva depende en gran parte de la percepción de sus miembros acerca de ella. Si los miembros piensan que hay problemas al final terminará habiéndolos, si piensan que alguien no cae bien al resto esa persona terminará siendo odiada, y si piensan que las cosas van bien no importará que haya problemas evidentes porque a ojos de los miembros parecerá que no tienen mayor importancia.

Es una cuestión de percepción, de crítica si queréis llamarlo así, porque cuanta más experiencia tiene un jugador, o más se deja influenciar por los que la tienen, más fácil es que perciba lo negativo antes que lo positivo. Supongo que en gran medida eso tiene la culpa de que ahora la percepción general de las hermandades haya cambiado, de que la mayoría de los jugadores veteranos digan en algún momento que ya no hay hermandades como las de antes, que ahora la gente es egoista y no ayuda, etc. Todo porque esos mismos jugadores han ganado en experiencia y conocimiento del juego.

Ahora son los veteranos, llevan tanto tiempo en Azeroth que ya son incapaces de ver el juego y al resto de jugadores, de la misma manera que lo veían hace unos años. Su percepción ha cambiado, y por eso ahora les resulta más sencillo ver lo malo. No necesitan buscar los fallos porque estos simplemente aparecen ante sus ojos, y se centran tanto en esas cosas malas que dejan pasar por alto todo lo bueno que pueden tener alrededor.

Todos ellos se quejan de que ya no hay hermandades como las de antes, y en cierta forma es cierto, pero lo es porque los jugadores tampoco son iguales que antes.

Para acceder al artículo original en el Fansite Oficial de Pastando en Mulgore tan sólo tenéis que pinchar aquí.
Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts