Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


El ciclo sin fin

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 31 Julio 2017, 00:30am

Etiquetas: #Opinión, #hermandad, #desbandada, #ecosistema, #ciclo sin fin

Hace poco ha vuelto a suceder, mi hermandad ha sufrido una desbandada que ha terminado con un montón de gente abandonándola. Algo que no es la primera vez que pasa y que sinceramente, espero que con el tiempo vuelva a pasar.

Sé que suena raro leer esto, que un maestro de hermandad quiera que se produzcan abandonos masivos de miembros, pero con el tiempo he llegado a aceptar que ese es el orden natural de las cosas, y que es algo que debe ocurrir para mantener viva la hermandad.

Ya sabéis (si me habéis leido) que suelo hacer comparaciones estupidas en lo que a las hermandades se refiere. Una de las que más me gusta, es la que compara una hermandad con un ecosistema. Jugadores que conviven dentro de la misma hermandad, relacionándose de distintas maneras, colaborando, apoyándose, ascendiendo en la jerarquía social e incluso depredándose entre ellos. Mirándolo friamente y sin entrar en detalles, no es tan distinto del orden natural.

Como en cualquier ecosistema, siempre hay grupos, es invevitable. Los que buscan un objetivo común y tienen una misma forma de proceder acaban siempre juntos; Los de la raid por un lado, los pvperos por el otro, los que suben niveles un poco apartados de los demás... Y así al final terminan habiendo siempre varios grupos formados, entre gente que visten y sienten el mismo tabardo y colores de hermandad. Por lo menos esa es la teoría, que visten y sienten los mismos colores, pero no siempre es así.

En casi todos esos grupos pasa lo mismo, que cuanto más crecen como grupo cerrado, sólo admiten a sus compañeros de aventuras mientras cierran puertas al resto de la hermandad. Al final las lealtades cambian por completo, y la que debería ser prioridad, la lealtad hacia la hermandad que los ha unido y dado la oportunidad de hacer lo que quieren, termina por ser algo secundario, para poner en primer lugar la leltad hacia su pequeño grupo dentro de la hermandad.

Como es normal, mientras esos jugadores están todos juntos en su grupo cerrado, el resto de la hermandad se siente desplazada por ellos. Da igual que los del grupo en cuestión sean muchos menos que el resto, porque casi siempre suelen ser como la judía negra en medio de las blancas, saben como destacar. Tienen por costumbre formar su grupo en función del avance y las "necesidades" personales, sólo se juntan con quienes están deseosos, al igual que ellos de avanzar, y si ven a alguien que les pueda ayudar a conseguir ese avance no dudan en atraerlo a su club, dejando fuera mientras tanto a todos los demás.

Como podréis comprender, el que los que parecen tener "protagonismo" dentro de la hermandad, no se relacionen lo suficiente con el resto, crea roces de todo tipo, discusiones, peleas y finalmente el cisma, la escición que los lleva a ser expulsados o abandonar la hermandad. Podría irse uno solo, pero actuan como un grupo unificado y si uno de ellos se va el resto lo seguirá, sin pararse a pensar en los motivos o las consecuencias.

En mi hermandad ha pasado esto mismo al menos en cuatro ocasiones diferentes, la última esta semana pasada. Era algo que no quería, pero que sabía de antemano que iba a ocurrir. Lo supe en el mismo momento en que escribí esto y leí los comentarios, sólo necesitaban una chispa que encendiese toda la pólvora que se había derramado, y aunque esta vez no fuí yo quien encendió esa chispa, sí que fuí responsable al darle el encendedor y las instrucciones de uso a quien lo hizo.

Si hubiese dependido de mi, el resultado habría sido muy probablemente el mismo. Porque si algo me ha enseñado la experiencia, es que cada vez que se crea un grupo de jugadores que decide de forma unilateral dejar a los demás fuera de su entorno, pensando que ellos son los únicos que importan y aportan algo a la hermandad, la hermandad misma tiene un problema. Un problema con el que hay que terminar de una manera o de otra.

Lo malo de la situación es que hasta ahora no he conseguido que ninguno de estos grupos atienda a razones, algo que por otra parte es lógico. Llevaban todos bastante tiempo, varios meses de hecho, sintiéndose especiales dentro de la hermandad, siendo los que llevaban el peso de la raid, y pensando que sin ellos no había posibilidad de avance.

En lo que no pensaban, era en que la hermandad ya existía y tenía avance antes de que ellos llegaran, ni tampoco en que ninguno fue invitado pensando en la raid, porque la mia no es una hermandad de raideo, a pesar de lo que muchos se hayan empeñado en creer.

El resultado es siempre el mismo, porque estos jugadores terminan formándose una idea equivocada del objetivo que tiene la hermandad, y luchando a contracorriente contra lo que tenemos establecido desde hace años. Es como mezclar agua y aceite, puedes removerla mucho para que no se note la mezcla, pero siempre llega un momento en el que se separan ambos líquidos. Ahí es cuando a mi, o a los oficiales, nos toca meter baza y tratar de resolver un problema que nunca debería de haber existido.

No es una historia nueva, ya la he contado otras veces, y a pesar de los intentos todavía no he conseguido arreglarla sin que haya una desbandada. Pero por suerte esa desbandada, la huida de miembros que sólo han sabido pensar en sí mismos, ha trabajado siempre en favor de la hermandad.

Ha servido para hacer limpieza y sacar fuera a aquellos que no comparten el espíritu de la hermandad. Pero más importante aun, ha servido para dejar claro quienes son los que sí lo comparten y con quien se puede contar. A partir de ahí, con esa gente que pudiendo haberse ido decidió quedarse, es con lo que he trabajado todos estos años, formando los cimientos de una hermandad que ha durado más que la mayoría y pese a todo perdurará.

Es como la canción del rey león. Un ciclo sin fin, que lo envuelve todo y que se repite cada cierto tiempo. Los jugadores entran en las hermandades poco a poco y se van todos juntos, pero son los que se quedan aquellos con quienes al final se puede contar, porque con el paso del tiempo llegarán otros que ocupen el puesto de los que se han marchado, hasta que estos se vayan también... Y vuelta a empezar.

Comentar este post

Efesk 08/01/2017 19:14

"El resultado es siempre el mismo, porque estos jugadores terminan formándose una idea equivocada del objetivo que tiene la hermandad, y luchando a contracorriente contra lo que tenemos establecido desde hace años."

No pensaba ni contestarte, entre otras cosas, porque me fui de la hermandad sin hacer mucho ruido(y tambien porque estoy hasta la polla de currar hoy)

Estos "jugadores" como nos denominas, han tenido muy claro desde el principio el concepto de la hermandad. Probablemente yo no, puedo decir que siempre he sido un jugador de avance y high end, pero precisamente estos jugadores a los que desprecias tanto en tu post, son los que han mantenido a flote tu raid y tu guild (ya que tu mano derecha no sabia ni donde tenia ella su propia mano derecha)

Esos "jugadores" a los que haces alusión que se creen que por llevar la raid se creian mejores que el resto, lo son, y son los que mas han tenido presente el espiritu de nobleza... espiritu que ni tu ni tu mano derecha (Evenstaron) habeis tenido.

Se podrian haber hablado las cosas, se podia hablar con las fuentes de los problemas en cuestión, pero decidisteis que era mejor cortar por lo sano, total, no somos personas, somos "jugadores"

Ese es tu problema principal Don Poto Roscatorcida, que no estas aqui para ver lo que realmente ocurre y tomar las decisiones por ti mismo.

Gracias y hasta nunca.

Potopo Roscatuerca 08/02/2017 12:22

Lo dicho, si te sientes tan ofendido como para responder en estos términos es porque no has sentido nunca el espíritu de la hermandad.

No te lo creerás, pero comprendo perfectamente tu posición, no la comparto pero la comprendo. Y sigo diciendo lo mismo, piensas al igual que otros muchos que lo más importante de Nobleza era la raid, cuando lo cierto es que nunca ha sido así. Nobleza no ha sido, no es y mientras dependa de mi no será nunca una hermandad de raideo...

Sabía que había posibilidades de que este texto levantase ampollas (es una cualidad que tengo) por eso no es el único al respecto que tengo escrito. El que debería de levantarlas en todo caso, es el que se publica el lunes, pero claro eso no va dirigido a ti, sino a los que se quedaron en la hermandad.

Efesk no nos conicimos en el juego, pero incluso así... Suerte en tus viajes y nos vemos por Azeroth

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts