Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


¿Os dejáis influenciar por los demás?

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 3 Octubre 2017, 00:30am

Etiquetas: #Potopreguntas, #decisiones, #hermandades, #influenciar

Siempre he tenido claro que la hermandad le pertenece al maestro, eso le da ciertos privilegios no vamos a negarlo, pero también lo carga con algunas obligaciones.

Una de las obligaciones que solemos tener los maestros de hermandad es la de tomar decisiones, da igual que tipo de decisión sea o si alguien nos aconseja en vez de dejar que las tomemos por nuestra cuenta, porque hay decisiones que sólo nosotros podemos tomar, cometiendo de paso algún que otro error al tomarlas.

Os voy a contar un caso que me ocurrió hace unos años, para que entendáis mejor lo que quiero decir:

Me susurró un personaje al que no conocía de nada, para preguntarme si yo era el maestro de la hermandad. Le respondo que sí y comenzó a contarme que había tenido un problema con uno de los miembros de mi hermandad, me dijo que lo había insultado, que se pasó tres pueblos con él sin que le hubiese hecho nada para provocarlo y que le faltó al respeto de muy mala manera.

Claro está le pregunté quien había sido el que lo trató así. Ahí empieza lo realmente bueno, porque en el momento en que me lo dijo habían pasado ya dos semanas de aquello y ya no se acordaba ya del nombre del personaje que lo insultó, lo que quería era que yo le fuese diciendo los nombres de todos los personajes de esa clase y raza, para ver si se acordaba. Lógicamente lo mandé a la armería para que buscase por sí mismo y al rato me volvió a susurrar para decirme el nombre.

Me dijo como se llamaba y resultó ser un personaje que apenas llevaba un mes en la hermandad, uno con el que apenas había cruzado tres palabras porque nuestros horarios de juego no coincidían.

Cuando me relató lo que había pasado una de mis primeras reacciones fue la de expulsar a todos los personajes de ese jugador, para que no le diese mal nombre a la hermandad, pero en lugar de hacer eso le dije al que contactó conmigo que si lo quería acusar de algo tenía que aportarme pruebas de que lo que decía era cierto, o esperar a que yo pudiese hablar con el otro.

Pasó más de una semana hasta que coincidió que conectábamos al mismo tiempo y pude hablar con él, le dije lo que me había contado el otro y lógicamente no recordaba nada, hacía más de tres semanas ya, así que le pedí que hablase con quien lo acusaba, para poder arreglar entre ellos el problema que tenían.

Al cabo de tres días el de mi hermandad volvió a hablar conmigo, por lo visto todo había sido un malentendido y ni siquiera era con él con quien el otro había tenido el problema.

Así dicho no parece gran cosa, pero la realidad es que durante esas semanas este jugador había estado susurrando a todos los que se encontraba de mi hermandad, contándoles a todos lo que le había pasado, insinuando que si admitíamos gentuza como esa en la hermandad no se podía esperar nada bueno de nosotros y amenazándonos de paso, con gritar por el chat de comercio y los foros oficiales las cosas que hacíamos.

Imaginad lo que pueden llegar a pensar el resto de miembros de la hermandad cuando alguien les empieza a decir que un compañero al que apenas conocen no es trigo limpio y encima amenaza con poner el nombre de todos ellos por los suelos.

Afortunadamente siempre he sido de la misma opinión que Alejandro Magno; quien según cuenta la leyenda, tenía por costumbre cuando una persona se acercaba a él para acusar a otra, de escucharla mientras con una mano se tapaba una oreja. Nadie sabía por qué hacía esto, ni se atrevía tampoco a preguntarle, hasta que finalmente fue Ptolomeo quien lo hizo. A lo que Alejandro "el otro oído lo necesito para escuchar al acusado"

En definitiva, que gracias a una acusación sin fundamento media hermandad podía haber cogido ojeriza a un compañero, o yo podía haberlo expulsado sin razón ninguna. Por suerte yo me mantuve en el centro sin dejarme llevar por el resto. Esa es la historia que quería contaros esta semana, la que me lleva a haceros la pregunta del título.

¿Os dejáis influenciar por los demás?

Esta potopregunta no es nueva, sino que está recuperada de aquellas que fueron borradas junto con el desaparecido apartado de liderazgo en hermandades y bandas de los foros oficiales de Blizzard.

Además ha sido actualizada, porque tanto el juego como mi propia hermandad han cambiado desde que la pregunta fue publicada por primera vez.

Si queréis leer la pregunta original podéis hacerlo en el siguiente enlace:

http://el.taller.del.gnomo.over-blog.es/article-os-dejais-influenciar-por-los-demas-106871624.html

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts