Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


La imagen de tu hermandad eres tú

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 21 Febrero 2013, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore, #imagen, #hermandad

Recordad que este artículo fue publicado originalmente en Pastando en Mulgore. Si queréis leer el original con los comentarios de los lectores pinchad en el enlace que encontraréis al final

Dicen que la cara es el espejo del alma. Seguramente dicho así parezca difícil relacionar esto con el wow, pero os aseguro que no lo es tanto, basta con mirarlo desde el ángulo correcto.

En el wow nos movilizamos por un sistema impulsado a base de rumores, basta con que se extienda el rumor de que un reino en concreto tiene más avance que otro para que los jugadores comiencen a migrar hacia ese reino. De la misma forma si una hermandad coge fama de ser un grupo agradable de jugadores, donde se enseña a los demás a manejar su personaje y se les ayuda a equiparse para entrar en una raid, tampoco le faltarán a esa hermandad candidatos que quieran entrar en ella. ¿Pero y si lo que hay es mala fama?

¡Ojo! hablo de mala fama, es decir de algo basado en rumores y que no tiene porqué ser cierto. Pero aun así aunque no sea cierto si hay mala fama con respecto a algo, ese algo, lo que quiera que sea, se ve perjudicado. Por ejemplo, hace unos años se extendió el rumor de que los druidas ferales no eran buenos dps, como los rumores son así y nadie se para a comprobar si es cierto o no, lo que ocurrió fue que nadie quería a un druida gato en su raid. Lo cierto es que el druida en forma de gato era un excelente dps, seguramente el mejor dps melé en competición directa con el pícaro, pero también era la clase más difícil de manejar y muy poca gente sabía como sacarle partido.

Era un rumor infundado y apenas duró unas cuantas semanas hasta que comenzaron a aparecer las primeras guías decentes que explicaban como había que poner los talentos, hacer una rotación y manejar el personaje. Curiosamente después de eso todo el mundo quería a los druidas, pero mientras se extendía el rumor la tónica general era que no servían para nada. Los rumores son así, se extienden y no necesitan ninguna base de credibilidad para hacer mucho daño.

Ahora os pongo un caso un poco más cercano. En todos los reinos hay hermandades con mala fama, hermandades en cuyos miembros nadie confía, he llegado a ver como en medio de una raid montada por comercio expulsaban a alguien sólo por ser de una hermandad determinada alegando que no querían mancos… penoso pero cierto. También he visto gente a la que directamente insultaban por pertenecer a una hermandad pvp con fama de campear a jugadores de nivel bajo.

Este es el caso que probablemente se ve con más frecuencia, una hermandad con fama de ser unos @$&#  de  #~%$  sólo porque alguno de sus miembros se dedica a hacer pvp outdoor y a masacrar a cualquier jugador de la facción contraria sin importarle el nivel. ¿Tiene culpa la hermandad de que se les considere de esa manera sólo por 1 o 2 miembros que se comportan así?, seguramente no, pero como norma general ya asociamos el nombre de personaje con el de la hermandad, y tendemos a creer que todos los que hay allí son iguales.

No importa que rango ocupemos en la hermandad. Todo lo que hagamos mientras estemos en ella repercutirá en el buen/mal nombre de la misma. Si voy de raid y me dedico a ninjear no seré solamente yo el ninja… serán todos los que estén en mi hermandad, y al contrario, si me dedico a ayudar a todos los personajes de nivel bajo que encuentre, con el tiempo la gente pensará que mi hermandad se dedica ayudar.

Somos por así decirlo como los hombres anuncio que van paseando el cartel publicitario por la calle. Somos la imagen pública de nuestras hermandades y todo lo que hagamos ya sea bueno o malo afectará a la reputación de la misma.

Es algo que la mayor parte de la gente no tiene en cuenta, no son sólo su nombre de personaje y ya está, son también los representantes del conjunto de sus compañeros. Cuando alguien entra en una hermandad y aparece el nombre de esta debajo del suyo propio, inmediatamente empieza a hacerle publicidad, el que esa publicidad sea buena o mala dependerá de sus actos.
 
Yo me he visto en la tesitura de tener que expulsar de la hermandad a alguien porque no sabía comportarse correctamente. Recuerdo el caso de un chaval que aparte de ser muy mal hablado tenía por costumbre tirar necesidad por todo cuando estaba en una mazmorra con gente a la que no conocía. Un día alguien vino a hablar conmigo y me comentó lo que estaba haciendo, así que le pregunté a él si era cierto.
 
Lo curioso es que no dudó en reconocérmelo y me dijo que el tiraba por todo porque le daba la gana, a lo que yo le pregunté si no le importaba lo que los demás pudiesen pensar de él o de la hermandad en la que estaba. Me dijo que le daba igual (aunque no con esas palabras) y yo sin pensármelo 2 veces lo expulsé de la hermandad.
 
El wow no es un juego en solitario, jugamos rodeados de mucha más gente en todo momento y tenemos que ser consciente de ello, no podemos permitirnos actuar mal porque eso sólo sirve para recibir críticas y que se nos trate de forma despectiva. Si además estamos en una hermandad tenemos la obligación moral de pensar en el buen nombre de la misma, y en qué pensarán nuestros compañeros antes de hacer algo que también les afecte a ellos.

Para acceder al artículo original en el Fansite Oficial de Pastando en Mulgore tan sólo tenéis que pinchar aquí.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts