Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Las grandes aspiraciones acaban en grandes frustraciones

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 28 Marzo 2013, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore

Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

 

Mi abuela solía decirnos a los nietos una frase que no se me ha olvidado aun, “no te metas en la boca más de lo que puedes masticar“, que viene a significar que no hay que tomarse más responsabilidades de las que puedes asumir. Lo lógico sería pensar que la gente hace las cosas según su justa medida y sin intentar cargarse a hombros más peso del necesario, pero a poco que se mire no cuesta mucho ver que no siempre es así.

Lo vemos continuamente, jugadores que intentan avanzar más de lo que su nivel de habilidad les permite, Maestros de Hermandad que reclutan más personajes de los que son capaces de mantener controlados, RaidLeaders que tratan de forzar la raid para ir un poco más allá cuando saben perfectamente que el lugar en el que están ya se les queda grande etc. ¿Qué se consigue con todo esto? Frustración.

Demasiadas veces lo he visto en distintas hermandades, hermandades que se suponía habían sido creadas para avanzar, que aspiraban a llegar a lo más alto y que al final terminaron vacías por culpa de las discusiones entre sus miembros.

El wow está lleno de jugadores frustrados, se frustran porque no consiguen tirar a un jefe, se frustran porque no consiguen llegar a un índice de arenas determinado, porque no consiguen el oro para la montura que quieren, porque no consiguen… Ese es el problema, se frustran porque no consiguen lo que le ven a los demás y quieren para si mismos. Son incapaces de reconocer donde quedan sus límites, siempre aspiran a más y en el momento en que se dan de narices contra la pared que es su capacidad de seguir avanzando aparecen la frustración y las excusas.

 

Oh si las excusas. Nadie reconoce nunca que se haya frustrado porque no llega a más, es más fácil buscar una excusa y echarle la culpa a los demás. Son siempre los compañeros de la raid los que los obligan a avanzar más despacio, son sus horarios los que les impiden dedicar suficiente tiempo al juego, es el lag y la mala leche de Blizzard que ha vuelto a nerfear a su clase lo que no les permite obtener un buen índice de arenas. La frustración y las excusas están íntimamente relacionadas.

Al final hay que tomarla con alguien y para eso se crean las excusas, es muy fácil decir que el juego ya no es lo que era y que ahora apesta en vez de reconocer que tú has llegado a tu límite. Pero sería mucho más sencillo aun reconocer que al fin has conseguido alcanzar tu meta, que has llegado a un punto del que no podrás pasar y decir que te sientes orgulloso/a de haberlo conseguido.


Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí
 
 
Esto es algo que no entenderé nunca, el afán que tienen algunos en intentar ser algo que no son. Puedo entender perfectamente el afán de superación, las ganas de ver más o llegar un poco más allá, eso sí lo entiendo, pero creo que nunca alcanzaré a comprender el que algunas personas se nieguen a reconocer donde están sus límites, y prefieran dar excusas a buscar soluciones.

 

La mayor parte de la gente que conozco que ha dejado el juego lo ha hecho con alguna excusa, basta con hablar con ellos un rato para darse cuenta de que además de su explicación de porqué lo dejaron hay algo más que no quieren reconocer. Y en muchas ocasiones el motivo es este, que se han frustrado porque aspiraban a más de lo que podían conseguir.

 

Sólo eran capaces de ver algo bueno en el juego mientras este les ofrecía la dosis de superación que necesitaban, mientras podían avanzar a gusto. Pero en el momento en que se les hizo cuesta arriba comenzaron a poner sentirse frustrados, y siempre es más fácil poner una excusa que una solución.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts