Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Las hermandades y el trabajo en equipo

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 23 Enero 2014, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore

Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

 

Hay muchas hermandades donde sus miembros son incapaces de dejar clara la diferencia entre la raid y la hermandad, otras donde el grupo de jugadores lo es todo por muy pocos que sean. Y muchas, pero muchas más donde la gente habla de su hermandad pero sólo cuenta a aquellos compañeros con los que suele jugar cuando conecta.

Todos son distintos modos de ver las hermandades, y por muy diferentes que sean siguen siendo válidos.

Antes de que existiesen cosas como los logros o la reputación de hermandad no era tan difícil ver a una hermandad que afirmaba haber hecho tal o cual jefe de raid, pero sin nombrar que sólo eran 4 de la hermandad y el resto venían de pickup. Ahora es un poco más difícil encontrarse con gente que diga algo así, pero no lo dicen solamente porque saben que cualquiera puede buscar el logro de la hermandad en la armería y comprobar si es cierto o no. En cualquier caso, ese es uno de los modos más sencillos de comprobar si una hermandad sabe o no lo que es el trabajo en equipo.

El mayor problema a la hora de mantener ese ecosistema que son las hermandades está en que muchas de las cosas que necesita deben ser hechas por un grupo de jugadores. Los logros de hermandad necesitan casi todos de un nº mínimo de jugadores que participen en el logro para que este cuente, las gestas y modos desafío también necesitan de nº mínimo para que salte el logro o deposite oro en el banco. Las hermandades son así de caprichosas, quieren que juguemos juntos para poder tener lo que quieren. Las hermandades quieren que trabajemos en equipo.

Sé que dicen que las comparaciones son odiosas, pero a veces no queda más remedio que hacerlas. He visto un montón de veces a jugadores diciendo que su hermandad es mejor que la de otro sólamente porque tiene más nivel, más miembros, mejor avance, o más puntos de logro. ¿Pero qué hay de la actividad diaria y semanal?.

Encontrar una hermandad que tenga los logros de las últimas raids es sencillo, son muchas las hermandades que intentan avanzar en pve así que al final terminan casi todas teniendo el logro de haber terminado la raid correspondiente. Pero a esas mismas hermandades que afirman tener un buen avance y se sienten orgullosas de sus rosters les falta muchas veces algo tan sencillo de conseguir como son hoy en día los logros de hermandad de las raids antiguas. Peor aun, se puede ver como los miembros de la hermandad tienen esos logros pero la propia hermandad no.

Supongo que cada uno lo verá de una forma distinta, y que cada hermandad tendrá sus propios motivos, pero yo cuando me encuentro con algo así siempre pienso que falta algo. Si 10 personas son capaces de juntarse 4 noches en semana para ir a molestar al pobre Garrosh 2 horas cada día como parte de su actividad semanal, ¿cómo es que no tienen tiempo de ir a Karazhan o Ulduar para conseguir un simple logro de hermandad que podrían terminar en la mitad de tiempo?.

Para mi la respuesta es simple. Todos quieren lo suyo y saben que dependen de los demás para conseguirlo, pero a la hora de la verdad, cuando podrían ir juntos a hacer algo que no los beneficia a ellos en particular sino al conjunto de la hermandad, no hay trabajo en equipo.

 

Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.

 

 

Es la pescadilla que se muerde la cola, todos queremos lo mismo pero no nos ponemos de acuerdo a la hora de conseguirlo. Todo el mundo quiere avance y mientras puede luchar por el lo hace, pero llega un momento en el que aparece una raid nueva y olvida esos objetivos que tenía antes.

Hay muchas hermandadades que dejaron Solio del Trueno a mitad, sin llegar a matar al último jefe porque salió Asedio de Orgrimmar y prefirieron ir al otro lado. Todos dicen que quieren el mayor avance posible, pero al final les pasa como a los niños en el colegio, que pueden suspender el último examen porque no aprendieron lo que les hacía falta para aprobar el primero del curso.

Las hermandades son como una evaluación continua, no conviene dejar nada atrás. Puede que hoy en día no podamos sacar nada en claro de estar 2 horas haciendo Alma de Dragón heroico, pero aun así hay que hacerlo.

La mayoría de los de la hermandad seguramente tendrán ya a estas alturas los logros correspondientes a una raid vieja como es esa, si diese la muy rara casualidad de que cayese una montura sólo se la podría llevar uno, y los objetos para transfigurar son escasos. Aun así hay que hacerla.

Y hay que hacerla no por el logro de la hermandad, sino porque es una excusa más para demostrarle al resto del mundo que juntos podemos hacer lo que sea, y que independientemente de que haya opciones de conseguir un premio personal o no siempre que estemos juntos podremos continuar adelante.

 

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts