Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Tengo un tramposo en mi hermandad

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 10 Abril 2013, 23:30pm

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore

Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

Como todas las semanas vuelvo por aquí a contar alguna tontería que se me haya ocurrido, no siempre es fácil traer un tema nuevo así que procuro ir tirando con lo que me encuentro por camino. Por lo general hablo de cosas que me llaman la atención, otras de lo que se ha comentado en los foros etc. pero hoy es algo distinto, porque lo que vengo a contaros no es algo que me haya sucedido a mi. Le sucedió a uno de vosotros.

El otro día me llegó un correo de un lector que decía me había conocido a través de PeM en un principio estuve tentado de escribir su historia en el blog pero al final decidí que no. Si llegó a mi a través de PeM que mejor sitio que este para hablar de su problema.

El correo me contaba la siguiente historia:

Desde hace algún tiempo está intentando conseguir uno de esos logros difíciles por el tiempo que hay que invertir en ellos, ya sabéis, uno de esos logros que necesitan estar durante mucho tiempo en una misma zona matando a los mismos enemigos una vez y otra, y otra, y otra…

Pues bien, mientras él estaba ahí matando a sus enemigos como todos los días desde hacía tiempo, vio a otro jugador haciendo lo mismo. A nadie se le puede criticar por tratar de conseguir lo mismo que tú, pero en este caso resultó que el otro jugador era un compañero de su hermandad así que le susurró y como no le respondía se quedó mirándolo un rato. Al final viendo que su ruta de farmeo, sus habilidades, ataques etc. eran siempre los mismos por mucho tiempo que pasase, llegó a la conclusión de que el personaje estaba manejado por un bot.

Sabiendo que era un bot ya no las tenía todas consigo y por eso aprovechó la primera oportunidad en que el personaje fue a una ciudad para hablar con él directamente. Y aunque parezca mentira el dueño del personaje era el de siempre, no le habían robado la cuenta, y cuando le dijo lo del bot su respuesta fue un “no entiendo porqué te molesta tanto”.

Seguramente eso sea lo peor, la caradura y la desfachatez con la que encima admiten que están haciendo trampas este tipo de jugadores. Yo lo puedo entender porque me ha pasado también. En la époda en la que jugaba al Diablo II teníamos un clan y todos tratábamos de subir juntos, el juego estaba lleno de hacks, bots y demás, que Blizzard casi no podía combatir de tantos que eran. Yo siempre estuve en contra y no los usaba, pero tenía un compañero de clan que buscaba siempre el camino fácil y terminaba cayendo en todos ellos.

Lo reconocía lleno de orgullo. Tenía los mejores objetos del juego (duplicados eso sí), sus personajes subían más rápido que ninguno (porque jugaban las 24 horas aunque él no estuviese), y por supuesto tenía más licencias de juego que nadie. La última vez que saqué cuentas iba por el 5º juego comprado porque le habían baneado las claves de CD de los 4 anteriores. Yo al final llegué a la conclusión de que no me convenía su compañía y seguí mi camino olvidándome de él.

Los tramposo que usan métodos poco legales existen, han existido desde siempre, y no van a desaparecer. Pero de nosotros depende decidir si queremos permitir que hagan uso de estos métodos o no, jugar con ellos cuando sabemos qué es lo que hacen es ayudarlos, y no poner un ticket para que los penalicen sería el equivalente a no denunciar un delito a la policía en la vida real.

No podemos evitar de ninguna manera que usen los bots, pero al menos podemos decidir no volver a jugar con ellos.


Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.


Haber hay gente para todo, están los que no les importa esforzarse un poco en conseguir lo que quieren y los que quieren tenerlo sin esfuerzo alguno. El problema es cuando quieres conseguir algo aplicando la ley del mínimo esfuerzo y al final recurres a las trampas.

 

Estas trampas no sólo afectan a quien las usa, sino que también tienen repercusión para el resto de los jugadores en el reino. Hace unos años a mediados de la wotlk hubo una ola de robos de cuenta, rara era la semana en la que no robaban al menos 3 cuentas en la hermandad, y por supuesto cada vez que le robaban a alguien la cuenta había que sufrir efectos colaterales.

 

Todos los personajes de esas cuentas robaban en el banco de la hermandad, dejaban sólamente 1 de nivel máximo al que le cambiaban las profesiones por otras de farmeo, y el resto de lo que había en la cuenta lo vendían. Los personajes que quedaban para farmear eran manejados por bots y podías verlos durante horas farmeando minerales y hierbas hasta que algún mj atendía la consulta y lo baneaba.

 

Así dicho parece que quien único sufría el daño era el dueño de la cuenta, o como mucho la hermandad, pero lo cierto es que todo el reino se veía afectado por eso. Imaginad que e un un momento dado podías encontrarte en un mapa determinado a 5 bots farmeando con toda clase de trucos. Estaban allí duranto un montón de tiempo y se iban relevando unos a otros, al final la economía de la subasta pagó los platos rotos, y era casi imposible encontrar una mena de mineral o una hierba a un precio razonable.

 

Este tipo de programas además sobrecargan los servidores y generan lag, no deberían de existir pero siempre habrá alguien que busque la manera de hacer trampas con tal de no tener que esforzarse.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts