Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Volver y encontrarse la hermandad cerrada

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 16 Diciembre 2013, 00:30am

Etiquetas: #Cuéntale al gnomo

Lo reconozco hasta yo tenía medio olvidada esta sección del blog, pero todavía quedan lectores que quieren contar sus historias y compartirlas con los demás. Para los que no lo sepan, en esta sección recibo los correos que me mandan los lectores en donde me piden consejo sobre cualquier tema relacionado con las hermandades.

Si tenéis alguna pregunta que pensáis que yo pueda responder no dudéis y preguntadme lo que queráis.

En esta ocasión me han pedido que no diga siquiera de donde viene porque quiere permanecer en el anonimato, así que sin darle más vueltas aquí os dejo el correo tal y como me lo enviaron.

 



icono5Sigo tu blog desde hace tiempo y creo que eres la persona adecuada para contarle esto. Me gustaría tener tu opinión y bueno, más que nada es por contarlo.

Llevo un mes aproximadamente sin jugar al wow y hoy al volver a mirar mi personaje me he dado cuenta de que mi guild se ha "cerrado".

Te pongo un poco en situación. Entré en la guild en cuestión a principios de verano, aunque era una guild pequeña (3 o 4 conectados a la vez) tenía muy buen ambiente y el lider de hermandad me comento que la gente estaba de vacaciones de verano. Como no tenía nada mejor le di una oportunidad y empezamos a reclutar gente, en agosto conseguimos llegar a ser entre 6 y 9 noventas conectados en hora punta y nos dedicábamos sobre todo a hacer contenido antiguo y sacar logros, además del buscador de bandas.
Como te puedes imaginar al ser una guild tan pequeña la gente estábamos muy unidos, pero en septiembre el jefe de la guild empezó no sabemos porque a no tener ganas de wow ya que decía que había lag en los servidores o algo así. Ese fue el primer síntoma de la muerte viéndolo ahora. A pesar de eso conseguimos meter a más gente y formar un grupo para empezar a raidear, aunque poco porque solo podíamos 2 días a la semana. Aunque no paramos de intentar reclutar gente ya no se nos unió casi nadie más. Esta época era mediados de septiembre (yo estuve ausente el mes de agosto pero la guild siguió más o menos) y para cuando llegó octubre y halloween a la gente se le acabó el tiempo de juego, con tan mala suerte que fue a los 4 que estábamos inactivos a la vez.

Y claro, uno se espera que aunque este un mes sin conectarse el resto de personas esté ahí, pero nuestra guild parece ser que no pudo aguantar, parte de la culpa imagino que será de los que dejamos el juego, aunque también por parte del GM que no tenía ganas de continuarla y tampoco nos dejó a nosotros llegar a más. Fueron unos meses que estuve realmente agusto jugando ya que entre todos disfrutábamos bastante, pero al ver que nuestro GM al final se canso y la disolvió (no la ha disuelto del todo pero solo se han quedado sus pjs dentro) uno necesita contar un poco todo esto y sacarlo de dentro.

Espero no haberte aburrido mucho con mi historia pero me gustaría oír tu opinión ya que llevas tanto tiempo siendo GM.

Un saludo.



potopo

Diría que es una historia triste si no fuese porque la he visto repetida muchas veces, y aun así aunque sea algo que pasa con frecuencia uno no puede dejar de preguntarse el porqué se empeñan algunos en seguir por ese camino. Mejor me explico, que me parece que me esto liando.

Verás, esta hermandad se ha quedado inactiva por varios motivos.

El 1º es un MH sin motivación, eso es lo peor que le puede pasar a una hermandad. Una hermandad depende en gran medida de quien la lleva, si el maestro se cansa del juego y decide irse o empezar a quejarse de todo muy posiblemente arrastrará a su hermandad con él. Distinto sería si hubiese pasado el control de la hermanad a otra persona más motivada para que pudiese seguir llevándola, pero aunque no me has dicho si lo hizo o no me regiré por lo que ocurre con más frecuencia, es decir que no lo hizo.

Da lo mismo que el resto de jugadores tenga suficientes permisos como para reclutar, usar el banco, crear raids o cualquier otra cosa. Eso ayuda sí, pero no es lo mismo. La figura del líder de la hermandad ha de ser visible y motivadora al mismo tiempo, pero no porque sea necesaria para que la hermandad funcione, sino porque es un símbolo de que todo marcha bien. He visto hermandades con hasta 3 maestros distintos al mismo tiempo, y a pesar de que sólo uno de ellos podía tener el cargo los 3 tenían ese poder de tranquilizar a sus compañeros y poner orden, de decir eso de "eh chicos, estamos aquí, no hay ningún problema". Diría que el sólo echo de tener un cabeza visible de hermandad ejerce un efecto psicológico en el resto de los miembros comparable al de un placebo.

El 2º motivo habéis sido vosotros, los miembros que tirábais del carro cuando el maesto comenzó a dejar de tener ganas de jugar. Érais pocos pero estoy seguro de que no todos teníais el mismo peso en la hermandad. Aún teniendo el mismo rango que el resto de los compañeros, siempre hay alguno que destaca por ser un poco más activo que los demás, el que habla más por el chat y consigue que el resto se anime a ir a cualquier sitio, el que organiza cosas y calma a sus compañeros cuando discuten, el que recluta etc. Posiblemente esos jugadores que llevaban el peso de la hermandad en lugar del maestro dejaron el juego por Halloween, y el resto de los que quedaron se vieron desamparados, sin ninguna figura visible al mando, y perdidos en un sitio donde "nunca se hace nada".

Es una historia triste sí, pero ocurre mucho. Te diría que vuestro caso tiene solución como casi todo en el juego, pero también te digo que no sería una solución fácil de llevar a cabo ni rápida.

 

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts